Covid-19 causará altos índices de desempleo en el mundo, advierte OIT

0
158

La pandemia del Covid-19 provocará en el mundo la desaparición del 6,7 por ciento de las horas de trabajo en el segundo trimestre de 2020, equivalente a 195 millones de empleados a tiempo completo, alertó hoy la OIT.

Recortes a gran escala están previstos en los estados árabes (8,1 por ciento o cinco millones de trabajadores), en Europa (7,8 por ciento o 12 millones) y en Asia y el Pacífico (7,2 por ciento o 125 millones), precisó en un informe la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

‘Más de cuatro de cada cinco personas (81 por ciento) de las tres mil millones que integran la fuerza de trabajo mundial están siendo afectadas por cierres totales o parciales de su lugar de trabajo’, manifestó.

El texto advierte de enormes pérdidas en los distintos grupos de ingresos, en particular en los países de ingresos medios altos (siete por ciento o 100 millones de trabajadores a tiempo completo), lo cual supera con creces los efectos de la crisis financiera de 2008-2009.

Los sectores más expuestos al riesgo incluyen los servicios de hospedaje y restauración, la manufactura, el comercio minorista y las actividades empresariales y administrativas, subraya.

Asimismo, explica que ‘el aumento del desempleo mundial durante 2020 dependerá de manera considerable de la evolución futura (de la pandemia) y de las medidas políticas que sean adoptadas’.

Existe un riesgo elevado de que para final de año la cifra será significativamente más alta que la previsión inicial de la OIT, de 25 millones de desempleados, apuntó.

Tenemos que actuar con rapidez, decisión y coordinación. Las medidas correctas y urgentes podrían hacer la diferencia entre la supervivencia y el colapso, afirmó Guy Ryder, director general de la OIT.

Ryder resaltó que ‘los trabajadores y las empresas se enfrentan a una catástrofe’.

Esta es la mayor prueba para la cooperación internacional en más de 75 años, expresó Ryder.

Según el nuevo estudio, mil 250 millones de personas trabajan en los sectores considerados de alto riesgo de sufrir ‘drásticos y devastadores’ aumentos en los despidos y disminución de los salarios y horas de trabajo.

Gran parte de ese grupo está empleado en trabajos mal remunerados, de baja calificación, donde una pérdida imprevista de ingreso tiene graves consecuencias, indica la OIT.