Consideran complicado aún estado de los derechos humanos en Etiopía

0
139

La situación de los derechos humanos en Etiopía tuvo un progreso considerable en los años recientes, pero aún persisten desafíos complicados al respecto, de acuerdo con un informe oficial divulgado hoy en esta capital.

Según la Comisión de Derechos Humanos del país africano (EHRC), la administración actual del país abrió el espacio político de manera significativa, reformó varias leyes, amplió la libertad de los medios de comunicación y adoptó otras medidas que provocaron un progreso fantástico.

Hace un par de años no era así, pero los cambios promovidos por el liderazgo vigente eliminaron disposiciones que reprimían acciones e iniciativas garantes de los derechos de todos los ciudadanos, reitera el reporte de la EHRC (siglas en inglés).

No obstante, explica el informe, la nación enfrenta varios desafíos complicados de derechos humanos, que algunos emanan de los tejidos socioeconómicos y políticos del pasado, y otros son resultados de las crisis sociales e inestabilidades políticas y económicas del país.

Las violaciones de derechos humanos causadas por posiciones políticas extremas y abusos cometidos por las fuerzas de seguridad disminuyeron en todos los estados regionales, se observan mejoras al respecto, pero debe avanzarse mucho más en ese sentido, señala el texto.

Para la EHRC, las transgresiones más graves ocurren durante conflictos violentos por diferencias étnicas o religiosas, que causan crisis regionales marcadas por la muerte de muchos inocentes, desplazamientos de millares de personas, y daños a las propiedades estatales y privadas.

La Comisión, asimismo, solicitó a los principales actores políticos que defiendan sus posiciones con discursos pacíficos, sin estimular la exclusión o división por diferencias de etnias o credo religioso, causantes de grandes violaciones de los derechos humanos en diferentes territorios.

Todos los etíopes son responsables de la paz, estabilidad y respeto a los derechos humanos en la nación, sin importar sus filiaciones, y entre ellos, los líderes políticos, religiosos y comunitarios debe actuar con mayor compromiso por la unidad nacional, subraya el informe.