Aumento de tensiones marca la semana de noticios en Sudán

0
122

El incremento de las tensiones marcan la semana noticiosa en Sudán, donde organizaciones opositoras denunciaron que fuerzas de seguridad ultimaron a 108 manifestantes que demandaban la conformación de una autoridad civil.

Sin embargo, sin negar la fuerte represión policial ejercida el pasado lunes contra inconformes frente a la sede de un cuartel militar capitalino, el Consejo Militar de Transición (CMT) declaró posteriormente que se contabilizaron 61 occisos.

El clima político y social en Jartum se enrareció de tal forma ante esa conflictiva situación, que la Unión Africana comunicó el jueves su decisión de suspender a Sudán de ese organismo hasta que se instaure una autoridad de transición controlada por civiles.

Tal organismo continental reclamó además que cesen en este estado los actos de violencia contra civiles, y que el poder gubernamental provisional resuelva la profunda crisis política en que está sumido este país.

El organismo continental reclamó además que cesen en este estado los actos de violencia contra civiles, y que el poder gubernamental provisional resuelva la profunda crisis política en que está sumido Sudán.

Por otro lado, en las últimas horas la Alianza por la Libertad y el Cambio (ALC) reiteró su petición de que rindan cuentas ante la justicia el CMT e involucrados en graves delitos desde el pasado 11 de abril.

La ALC, que agrupa a opositoras organizaciones sociales y partidos políticos, exige además que las denominadas milicias Janjawed, integradas en las militarizadas Fuerzas de Despliegue rápido, entreguen sus armas y cesen en sus ataques contra manifestantes.

Antes de que ocurrieran los más recientes actos de violencia contra los participantes en protestas, el CMT y organizaciones opositoras interrumpieron las negociaciones por desacuerdos en cuanto a la composición del proyectado Consejo Soberano, ente que regirá provisionalmente los destinos de este territorio.

Organizaciones contrarias al actual gobierno transitorio abogan porque el mencionado Consejo esté compuesto, mayoritariamente, por civiles que ostenten su liderazgo.

Las protestas, las cuales comenzaron en Sudán en diciembre último para demandar mejoras económicas del país, tomaron mayor fuerza a partir del 11 de abril pasado, tras la dimisión del entonces presidente, Omar Hassan al-Bashir.