Asaltos, violaciones y asesinatos, manchas en conciencia de Sudáfrica

0
80

El presidente Cyril Ramaphosa dijo que los asaltos, violaciones y asesinatos de mujeres en Sudáfrica son una mancha en la conciencia nacional.

En una declaración, el jefe de Estado y Gobierno subrayó que ‘este es un período muy oscuro para nuestra nación’.

Ramaphosa saludó a las fuerzas del orden por el arresto de dos sospechosos vinculados a los brutales asesinatos de la estudiante universitaria Uyinene Mrwetyana y la campeona sudafricana de boxeo Leighandre Jegels.

El asesinato de estas dos jóvenes, una por un extraño y la otra por su novio, permanecen como un fuerte recordatorio de que las mujeres sudafricanas no están a salvo ni en las calles ni en su propia casa. 

El comunicado se refiere asimismo al hallazgo ayer del cuerpo de una niña de 14 años en un patio en Ciudad del Cabo, que se agrega ‘a un sombrío recuento de mujeres y niñas asesinadas en todo el país’.

Ramaphosa recordó que en agosto se celebró el Mes de la Mujer, en tributo a las miles que marcharon por las calles de Pretoria en 1956 para demandar el derecho de vivir en libertad y reclamar la abolición de regulaciones impuestas por el régimen de segregación racial.

El presidente apuntó que en la actualidad las sudafricanas viven temerosas, no de la política del apartheid sino de sus hermanos, hijos, padres y tíos ‘deberíamos bajar la cabeza de vergüenza’.

La nota de la Presidencia agrega que el jefe de Estado y Gobierno firmó este año la Declaración sobre Violencia de Género y Feminicidio y ha ordenado una urgente atención para que se implemente ese documento con medidas inmediatas, apoyo a las víctimas y el acceso a refugios y lugares seguros. 

Anuncia que el Presidente se reunirá hoy con líderes de la policía para conocer detalles de cómo se están enfrentando estos casos y los pasos a seguir para detener la ola de violencia de género en esta nación.

El pronunciamiento coincide con un movimiento nacional que reclama reinstaurar la pena capital para castigar las violaciones y asesinatos de mujeres y niñas y declarar emergencia nacional por el incremento de estos hechos.

Para mañana se anuncian protestas frente a la sede del Parlamento Nacional con sede en Ciudad del Cabo.