Sombrío comienzo de año para líderes sociales en Colombia

0
296

Siete ataques a líderes sociales, con saldo de seis muertos, han tenido lugar en Colombia desde que comenzó el año, confirmaron las autoridades locales.

La víspera fue asesinada la líder afrocolombiana y demandante de tierras Maritza Quiroz Leiva, denunciaron organizaciones sociales, civiles y políticas a través de las redes sociales.

Quiroz Leyva fue baleada en su vivienda, en una zona rural de Santa Marta, capital del departamento del Magdalena, en el norte del país.

La vicepresidenta del país, Marta Lucía Ramírez, repudió el crimen y recordó que la víctima participó en una reciente mesa de trabajo convocada por el gobierno y la Consejería de la Mujer.

‘Un mapa de terror contra los líderes sociales en todo el territorio nacional’, comentó ayer el Noticiero Canal Uno de Colombia, tras reflejar que son seis los líderes sociales asesinados en los primeros seis días de 2019.

‘Seguimos contando los muertos, mientras el Estado y sus instituciones ignoran de la manera más fría la masacre de la que es víctima el pueblo’, afirmó la congresista Victoria Sandino, del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

Los otros líderes sociales asesinados fueron Gilberto Valencia y Wilmer Miranda, del departamento del Cauca; Jesús Adier Perafán, del Valle del Cauca; José Solano, del departamento de Antioquia, y Wilson Pérez, del Norte de Santander.

Mientras, se mantiene hospitalizado Dima Jalecci Parada, quien recibió cinco impactos de bala el pasado viernes 4 de enero en la región del Catatumbo.

Además de reclamantes de tierras, algunas de las víctimas eran dirigentes sindicales, desplazados, líderes comunales y miembros del movimiento Marcha Patriótica.

En diciembre pasado Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, expresó ‘grave preocupación’ por la continuidad de asesinatos de líderes sociales en Colombia.

Ante la envergadura de los hechos, el presidente del país, Iván Duque, aseguró en entrevista a la W Radio Nacional que no habrá impunidad contra la criminalidad en Colombia.