Partidos de cinco países contra intervención en Venezuela

0
236

Ocho partidos progresistas de cinco países de América Latina rechazaron hoy la injerencia y posible intervención militar norteamericana en Venezuela, criticaron al llamado Grupo de Lima y pidieron diálogo en ese país y paz en la región.

Los planteamientos están contenidos en una declaración conjunta del Partido Comunes-Frente Amplio y Movimiento Autonomista-Frente Amplio de Chile; Movimiento Revolución Ciudadana, de Ecuador, y Movimiento Nuevo Perú.

El texto, lanzado ante la profundización de la crisis venezolana y bajo la convicción de que ‘ninguna guerra es superior a un acuerdo político’ es suscrito también por el Movimento Esquerda Socialista-PSOL de Brasil y Polo Democrático, Fuerza Común y Poder y Unidad de Colombia.

‘Los Estados Unidos exacerban los alineamientos con sus ilegales sanciones económicas, rechazo al diálogo y permanentes amenazas intervencionistas’, deuncia.

Añade que posiciones como la del Grupo de Lima -formado por gobiernos contrarios a la administración de Nicolás Maduro- ‘no tienden puentes, sino que atrincheran posiciones, desconociendo el derecho a la autodeterminación de los pueblos’.

Según las fuerzas políticas firmantes, la posibilidad de una confrontación violenta en la región, que se expanda desde Venezuela hacia países vecinos, es un riesgo latente que puede terminar con la convivencia pacífica en la región.

En ese contexto, la declaración señala que ‘la única vía para abordar la compleja situación que prevalece en Venezuela es el diálogo, con irrestricto respeto al derecho internacional y los derechos humanos’.

Plantea privilegiar la diplomacia para restablecer la tranquilidad del pueblo venezolano y única forma de reducir las tensiones entre las fuerzas políticas y evitar el uso de la fuerza, lo que implica el compromiso de las partes de no llamar a la violencia interna o externa.

‘Asimismo, no debe politizarse cualquier ayuda necesaria, realizándose dichas labores en el marco de lo planteado por las agencias internacionales especializadas’, añade. Como marco del diálogo, señala las reuniones celebradas recientemente en Montevideo, que generaron un mecanismo y un grupo de contacto, que considera deben complementarse y dar participación a los grupos políticos y de la comunidad internacional y a las organizaciones populares, movimientos sociales y defensores de derechos humanos.

‘Invitamos a las fuerzas políticas de izquierda y progresistas del continente a manifestarse y movilizarse activamente por la paz. No dejemos que la guerra destruya nuestra América’, agrega la declaración.