Normalidad en la capital de Haití tras las manifestaciones

0
364

Once días después de las fuertes protestas que sacudieron a Haití, esta capital aspira a regresar a la normalidad, luego que el Gobierno invitara a la población a retomar las actividades habituales este lunes.

Aunque bien temprano se reportaron algunas barricadas en la zona sur de Puerto Príncipe, progresivamente aumenta la circulación de vehículos, y las sucursales de los bancos principales prestan servicios.

También se retoma la transportación colectiva, y abren sus puertas las oficinas de administración pública, tras la petición gubernamental de regularizar hoy los horarios habituales.

Las gasolineras, estaciones de gas propano, pequeños negocios y centros comerciales abrieron al público este lunes, luego de que el Gobierno asegurara que la policía y otras instituciones encargadas de la seguridad, acompañarán el retorno a la vida normal.

Según el Ejecutivo, las escuelas, universidades, compañías comerciales e industriales, así como la administración pública funcionarán en sus horarios habituales.

Desde el pasado 7 de febrero, Puerto Príncipe y otras urbes de Haití permanecen parcialmente paralizadas por protestas que denuncian el alto costo de la vida, la corrupción y piden la renuncia del presidente Jovenel Moise.

Al jefe de Estado le tomó ocho días dirigirse a la nación en medio de las fuertes manifestaciones, y descartó su dimisión, renovó el compromiso al diálogo y anunció que el Gobierno tomaría medidas para reducir el gasto estatal.

Por su parte, el primer ministro, Jean Henry Céant, comunicó que recortará el presupuesto del Ejecutivo en un 30 por ciento, sugiriendo a la Presidencia y al Parlamento hacer lo mismo.

Asimismo, señaló que se retirarán los privilegios innecesarios a los funcionarios del Estado, como gastos de combustible, de teléfono, viajes inútiles al extranjero, y asesores.

El viernes pasado Estados Unidos, que había aprobado la salida de su personal no indispensable en Haití, instó a un diálogo y un compromiso genuinos, que conduzcan a un gobierno transparente y responsable.

También la comunidad internacional abogó por el entendimiento entre todas las partes, y concretar acuerdos que sean respetados.

Este fin de semana, la capital haitiana observó una tregua en las protestas, aunque la oposición insiste en continuar las manifestaciones hasta la renuncia de la actual administración.