Medidas económicas pueden ser insuficientes ante crisis en Haití

0
403

El primer ministro haitiano Jean Henry Céant anunció la víspera medidas para recortar el gasto estatal, lo que para algunos economistas no mejorará las actuales condiciones del país.

Camille Chalmers, profesor universitario y activista político, dijo a Prensa Latina que, aunque las nuevas disposiciones van más allá de las aprobadas hace dos semanas, aún se parecen mucho a las promesas del inicio del gobierno de Jovenel Moise.

Este sábado en un mensaje televisado, Céant anunció recortes administrativos, lucha contra el contrabando y corrupción, luego de 10 días de intensas movilizaciones en las principales ciudades del país que exigen el fin del actual gobierno.

‘La primera medida es cortar el presupuesto del primer ministro en un 30 por ciento, sugiriendo a la Presidencia y al Parlamento que hagan lo mismo’, señaló el jefe de Gobierno y agregó que retirarán los privilegios innecesarios a los funcionarios del Estado, como gastos de combustible, de teléfono, viajes inútiles al extranjero, y asesores.

Sin embargo, Chalmers advirtió que cumplir estas promesas es atacar directamente las alianzas en los diferentes sectores, por lo que no es factible, aseguró el también economista haitiano.

‘Para nosotros la solución radica en la salida de Jovenel, la salida de Céant y conformar un gobierno provisional, con alguien de la corte de justicia’, dijo el militante antimperialista y anticapitalista.

En su primera aparición pública desde que el 7 de febrero estallaran las protestas en esta capital, que de acuerdo a medios de prensa han dejado unos ocho fallecidos y cientos de lesionados, Céant también subrayó que se pondrá énfasis en la lucha contra la corrupción y el contrabando.

La demanda de Petrocaribe se hará visible, es un compromiso que he tomado desde la declaración de mi política general, aseveró el funcinario y añadió que se celebrarán reuniones con el sector privado para considerar la posibilidad de aumentar el salario mínimo.

Desde hace 10 días Haití vive una de sus mayores crisis sociales, con miles de personas de personas en las calles pidiendo la renuncia del presidente y su equipo de Gobierno, así como la aplicación de medidas urgentes que disminuyan el costo de los productos de primera necesidad.

El pasado 8 de febrero, el jefe de Estado se reunió con los principales importadores del país, para lanzar estrategias que reduzcan el costo de los productos básicos, y días antes decretó el estado de emergencia económico en todo el territorio nacional y aprobó resoluciones para disminuir el gasto estatal.

Sin embargo, estas medidas no calmaron a la población ni los sectores opositores que continuaron en las calles y protagonizaron actos vandálicos, saqueos a establecimientos y enfrentamientos con las fueras del orden.