Maduro promete aplicar «la ley más severa» contra los tres generales golpistas

0
365

MaduroEl presidente de Venezuela,Nicolás Maduro, ha prometido que aplicará «la ley más severa»contra los tres generales de la Fuerza Aérea que pretendían dar un golpe de Estado en su contra, aunque ha admitido que «estaría feliz» si finalmente son declarados inocentes.

   «Si se comprobaran los graves indicios, testimonios y testigos que hay, yo voy a aplicar la ley más severa para castigarlos en nombre de la moral de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)», ha dicho en el acto celebrado este miércoles para conmemorar los 20 años de la salida de la cárcel de su antecesor en el cargo, Hugo Chávez.

No obstante, ha admitido que, como militares que son, «estaría feliz» si alguno de estos tres generales «resultara libre de culpa», conforme a las investigaciones judiciales, según ha informado la cadena venezolana Noticias24.

A raíz de este caso, Maduro ha insistido en la necesidad de «cuidar la unión cívico-militar, de abonarla todos los días». «Porque la FANB no es la fuerza elistista (que fue antaño), sino una fuerza profundamente popular de raíz bolivariana y ‘chavista'», ha destacado.

Estos tres generales, cuya identidad aún se desconoce, fueron detenidos el pasado martes porque, al parecer, pretendían movilizar a la Fuerza Aérea «contra el Gobierno legítimamente constituido», en un supuesto golpe de Estado del que Maduro ha responsabilizado indirectamente a la «oposición».

En este contexto, ha hecho un llamamiento al ‘chavismo’ a «no bajar la guardia ante este golpe de Estado continuado». «Nunca había visto en los años de lucha política, lo que nos ha tocado ver recientemente», ha lamentado, aludiendo a la «quema de universidades» y al «sabotaje eléctrico».

CASO MACHADO

Por otro lado, se ha referido al caso de la ex diputada opositora María Corina Machado, que el pasado lunes fue expulsada de la Asamblea Nacional (AN) al considerar que incumplió la Constitución al aceptar el cargo de representante alterna de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

«No cabe duda de que la apátrida, la señora Machado, en su arrogancia burguesa, violó la Constitución», ha sostenido, subrayando que «no se había visto nunca que un funcionario fuera a un organismo internacional a hablar mal de Venezuela y a pedir una intervención».

ELECCIONES MUNICIPALES

Asimismo, ha anunciado que «el Consejo Nacional Electoral (CNE) va a convocar en las próximas horas a elecciones en los municipios San Diego y San Cristóbal en Táchira», cuyos alcaldes, Enzo Scarano y Daniel Ceballos, respectivamente, han sido destituidos e inhabilitados por su supuesta implicación en la ola de violencia.

Maduro ha revelado que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) «ya tiene candidatos» y ha adelantado que los inscribirá «el primer día que llame el CNE» a partir del cual ha hecho un llamamiento a «las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez a prepararse para buscar votos».

«Nunca hemos ganado (en San Diego y San Cristónal), pero esta vez vamos a ganar para garantizar la paz a esos municipios», ha aseverado el jefe de Estado ante miles de personas.

El líder ‘chavista’ ha instado a la oposición a «lanzar a sus candidatos», advirtiendo de que, «si gana, tiene que respetar la Constitución, al presidente legítimo y al pueblo de Venezuela».

DIÁLOGO NACIONAL

También ha ratificado su invitación a la Mesa de Unidad Democrática (MUD) –coalición opositora– para que acuda al Palacio de Miraflores. «Ya se lo he dicho de todas las maneras, pero ellos no quieren diálogo, no quieren la paz», ha lamentado.

Sobre la propuesta de la MUD de hablar con la mediación «de un tercero de buena fe» elegido «de mutuo acuerdo», Maduro ha contestado con ironía que él necesita «un notario público, para que escriba todo lo que ellos dicen porque no tienen palabra».

«Yo convoco a todos los notarios públicos del país y ustedes convoquen a su garante, y si quieren convoquen también a su jefe de verdad, que venga, que no me importa», ha dicho.

CRISIS VENEZOLANA

Estas declaraciones se enmarcan en la crisis política que se desató el pasado 12 de febrero en Venezuela, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado al menos 37 muertos, 461 heridos y 1.854 detenidos.

Desde entonces, opositores y oficialistas han marchado a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.

La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) fue un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.