Maduro invita a construir «una agenda de paz entre todos»

0
330

MaduroEl presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha lanzado una invitación a la oposición para construir «una agenda de paz entre todos», sin condiciones de por medio, después de que la Mesa de Unidad Democrática (MUD) haya rechazado participar en la Conferencia Nacional de Paz, que ha tenido lugar este miércoles.

   El secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, informó previamente de que la coalición opositora no se presentaría a lo que consideran «un simulacro de dialogo» que podría desembocar en «una burla a los venezolanos». Por ello, exigió establecer una agenda de asuntos relevantes, así como la participación de un tercero «para que el diálogo sea fructífero».

El mandatario venezolano ha propuesto convocar «una gran cumbre de paz». «Convoco a esta Conferencia Nacional de Paz a todos los venezolanos, sin condiciones, no les he puesto condiciones a ustedes para convocarlos, ni agenda, yo los he convocado para que construyamos una agenda de paz entre todos», ha apostillado.

«Hagamos de la palabra un compromiso. Para intentar nuevos caminos de entendimiento. Pido la bendición de Dios a este esfuerzo», ha añadido Maduro, que considera que el diálogo debería girar en torno a tres puntos principales: respeto a la Constitución, levantar los focos de violencia que existen en el país y la defensa de Venezuela del «intervencionismo».

El jefe de Estado ha insistido en que «no hay otro camino» posible y reitera el llamado a todos los sectores del país para «completar un ciclo de construcción de una etapa de paz y de convivencia», tal y como detalla la Agencia Venezolana de Noticias (AVN). Esta iniciativa formaría parte del Plan Nacional para la Paz y la Convivencia lanzado el pasado 14 de febrero.

Por último, Maduro ha indicado que la Conferencia Nacional por la Paz está dirigida a la participación ciudadana, por lo que «no se puede convertirse en un diálogo entre partidos». Por ello, ha reclamado que se saque a los sectores violentos de la sociedad y se «eleve» a los ciudadanos al debate sobre el futuro del país.