Visita presidente maliense zona afectada por tensiones tribales

0
179

El presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keita, visitó las tumbas de 37 aldeanos asesinados en Año Nuevo, suceso que se identificó como lucha entre comunidades y que investigan expertos de ONU.

‘Hemos venido a decirle que el estado de Malí está con usted, ofrecemos las condolencias de la nación y le aseguramos que este crimen no quedará impune’, declaró Boubacar Keita durante una visita a la aldea de Koulogon en la central región de Mopti.

Los pobladores de la zona culparon a cazadores tradicionales dogones por el ataque a la aldea de pastores Fulani, donde también perecieron mujeres y niños, y es catalogado como el más reciente acto de violencia entre las dos comunidades en el cual también se registró una cifra significativa de heridos.

El representante de la aldea, Souleymane Diallo, explicó a la prensa que Keita llegó en helicóptero con funcionarios del gobierno y del ejército, visitó las tumbas de las víctimas y luego pasó a entregar las donaciones a los pobladores del lugar.

‘No queremos que el ejército abandone el área porque los bandidos volverán y estamos preocupados por nuestra seguridad’, amplió Diallo.

Varias fuentes coincidieron en que siete personas fueron arrestadas un día después de que los hombres armados atacaron la aldea.

Efectivos del ejército de Malí se trasladaron al lugar del ataque e ingresaron también en la aldea de Bobosso, cerca de la frontera de Burkina Faso, luego de realizar operaciones con armamento incendiario: mataron a un sospechoso y detuvieron a 24.

Medios de prensa destacaron que la violencia persiste en la región central maliense y la consideran que muestra las contradicciones y tensiones en esa parte del país entre los Fulani, acusados de tener relación con Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), y las milicias Dozo de los dogones.