Violaciones de derechos humanos e impunidad prosiguen en Libia

0
385

tunisia_embalibiaMiles de personas continúan detenidas en Libia sin que sean sometidas a proceso judicial o se castigue a los responsables de torturar y maltratar a muchas de ellas, según un reporte presentado hoy al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En su séptimo informe, la Oficina del Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) a cargo del caso libio señaló que cerca de siete mil personas se encuentran en esa situación como resultado del conflicto que terminó en 2011 con el derrocamiento de Muamar Gadafi, a partir de una agresión de la OTAN.

Hace seis meses, la cifra de arrestados sin el debido proceso -en su mayoría acusados de ser partidarios del depuesto líder- ascendía a ocho mil, según la Oficina, a la que en febrero de 2011 el Consejo de Seguridad refirió al país árabe, como parte de sus acciones para derrocar a Gadafi, quien resultó asesinado.

La CPI reporta cada 180 días al órgano de 15 miembros la situación en Libia, documentos en los que ha reflejado la violencia sectaria y las violaciones de los derechos humanos, entre ellas las relacionadas con el tema de los detenidos.

En esta ocasión, agrega que pese al establecimiento de leyes contra la tortura y la discriminación, ningún miliciano o miembro del nuevo gobierno ha sido sometido a la justicia.

Además, insiste en que permanecen en la palestra sin respuestas las denuncias de crímenes, como la limpieza étnica de personas de piel negra, cometidos por rebeldes anti-Gadafi en Tawergha, Misrata.

Al menos 30 mil seres humanos residentes en ese poblado siguen desplazados.

El informe de la CPI recoge nuevos llamados a Trípoli para que remita a la Corte a Saif Al-Islam Gadafi, recordándole «sus obligaciones de cooperar con la Oficina del Fiscal» en la causa contra el hijo del derrocado líder.