Tshisekedi se convierte en quinto presidente congoleño

0
149

El opositor Felix Tshisekedi se convirtió hoy en el quinto presidente de la República Democrática del Congo (RDC), al ganar las elecciones generales celebradas el 30 de diciembre último, de acuerdo con datos provisionales.

Aupado en la coalición Rumbo al Cambio, y líder del mayor partido opositor: la Unión por la Democracia y el Progreso Social (UDPS), Tshisekedi obtuvo el 38,57 por ciento de los votos válidos.

El anunció fue hecho esta madrugada por el presidente de la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), Corneille Nangaa.

El ganador recibió siete millones 53 mil papeletas de las 18 millones 280 mil 830 proclamados válidas, dijo Nangaa al presentar los resultados preliminares.

Por el momento no se conoce cuando serán oficializados. Inicialmente estaban previstos para el día 15, pero la primera publicación demoró cuatro días más de lo previsto en el calendario de la CENI.

La participación estuvo cifrada en 47,56 por ciento de los más de 39 millones de congoleños convocados también para escoger los diputados provinciales y nacionales.

En segundo lugar quedó el opositor Martin Fayulu, por la coalición Lamuka, que en lengua lingala significa Despierta, con seis millones 366 mil 732 votos, el 35,2 por ciento.

Mientras que en tercer lugar quedó el candidato por el gubernamental Frente Común por el Congo, Emmanuel Ramazani Shadary, con cuatro millones 357 mil 359 boletas, el 23,8 por ciento.

Tshisekedi reemplazará al mandatario Joseph Kabila, quien dejará el poder tras casi 18 años. Les antecedieron en el sillón presidencial Joseph Kasa-Vubu, Mobutu Sese Seko y Laurent-Désiré Kabila.

Nacido en 1963, el presidente electo es hijo de Étienne Tshisekedi, opositor histórico y fundador de la UDPS, fallecido el 1 de febrero de 2017 en Bruselas, Bélgica, donde aún se encuentra su cadáver a la espera de un accidentado e inconcluso proceso de repatriación.

Elegido presidente de este vasto país en el corazón de África y con numerosos recursos minerales contrastantes con la pobreza de su población, Tshisekedi tiene inmensos desafíos por delante y estará apoyado por el experimentado político Vital Camerhe, que renunció a ser presidenciable a cambio del puesto de Primer Ministro.

Aunque se le reconocen dotes oratorias y ser más conciliador que su progenitor, al presidente electo se le señalan lagunas de conocimientos y existen serias dudas sobre estudios terminados colocados en su currículo.

Cuando presentó su programa de gobierno, antes de formar la coalición con Kamerhe, dijo que tendría un presupuesto de 86 mil millones de dólares para el quinquenio (similar al de Shadary) y que tendría como prioridad la pacificación de la provincia de Kivu del Norte.

De hecho, planteó el propósito de trasladar para el lugar el Estado Mayor General del Ejército.

Pretende, igualmente, la reforma de las fuerzas de defensa y de la policía, además de la reforma de la educación y la mejora del bienestar ciudadano en todos los sentidos.

Este resultado aún puede ser objeto de recurso ante la Corte Constitucional.

Tras su victoria según el resultado provisional Tshisekedi rindió homenaje a su padre, a los 13 parlamentarios fundadores de la UDPS y a Kabila.