Tshisekedi asume presidencia congoleña con promesa de país unido

0
234

El presidente electo congoleño, Felix Tshisekedi, tomó posesión de su cargo con la promesa de construir un país unido y como el primero que completa la transición de manera pacífica.

‘La República Democrática del Congo que formamos no será un Congo de la división, del odio, o del tribalismo. Queremos construir un Congo fuerte, en su diversidad cultural y su apego a la madre patria, un Congo orientado al desarrollo’, expresó Tshisekedi en el Palacio de la Nación durante su discurso.

Sus palabras, transmitidas en vivo por la televisión nacional, fueron interrumpidas por 10 minutos debido a una indisposición repentina, achacada al agotamiento de las semanas anteriores.

Sentado durante ese tiempo fue asistido por sus allegados, mientras la transmisión de la televisión fue interrumpida.

Después, al reconocer al pueblo congoleño por haberle asignado a través de su sufragio el gran honor, dijo que ‘esta confianza será para nosotros un apoyo inquebrantable en el ejercicio de nuestras altas responsabilidades’.

A la ceremonia asistieron varios vicepresidentes y otros dignatarios africanos, incluido el presidente keniano Uhuru Kenyatta.

Tshisekedi rindió tributo al mandatario saliente, Joseph Kabila, por haber garantizado la alternancia en el poder. Además recordó al primer presidente Joseph Kasa-Vubu, al primer ministro Patricio Lumumba, a Mobuto Sese Seko y a Laurent Desiré Kabila.

Saludó también a los otros candidatos a presidente, particularmente a Martin Fayulu, quien quedó segundo en el pleito electoral del 30 de diciembre.

Terminó los honores rindiendo un estremecedor homenaje a su padre, Etienne Tshisekedi, fallecido el 1 de febrero de 2017.

En su mensaje de despedida el miércoles por la noche, Kabila alentó a los líderes políticos a priorizar una coalición más que una cohabitación.

‘Llamo a una gran coalición de las fuerzas progresistas, coalición contra las fuerzas depredadoras que se han confabulado para acaparar nuestros recursos naturales sin contrapartidas para nuestros hijos y nietos’, explicó.

‘Coalición para defender hasta el precio del sacrificio supremo la independencia, la soberanía y la integridad territorial de nuestro país, los derechos legítimos de nuestro pueblo a la autodeterminación, así como nuestros valores y nuestra dignidad’, subrayó.

El mandatario saliente, quien estuvo 18 años en el poder, dejó el poder con sentimiento de orgullo, al haber organizado las elecciones exclusivamente con los recursos propios.

Gobierno saliente y entrante firmaron un acuerdo con coalición: el primer ministro y el de Justicia serán kabilistas, mientras que los de Tshisekedi tendrán los ministerios de Asuntos Extranjeros, Defensa e Interior.