Tensa calma en la capital togolesa en espera de protestas

0
485
Presencia policial reforzada y nervios de punta caracterizan hoy la situación en esta capital donde manifestantes antigubernamentales pacíficos salieron a las calles a demandar la renuncia del presidente Faure Gnassingbe.

A la convocatoria de la coalición opositora formada por 14 partidos, las protestas se extendieron a ciudades del interior, en las cuales también los protestantes marcharon ante la mirada inquisitiva de agentes de la fuerza pública, sin que existan reportes creíbles de estallidos de violencia.

Las protestas continuarán hasta fin de año, dijo a la prensa un portavoz opositor que reclamó el incógnito.

Uno de los puntos focales en las demandas opositoras es el retorno a la Constitución de 1992 que prescribía un límite de dos mandatos presidenciales, adoptada tras el fallecimiento de Gnassingbe Eyadema, progenitor del actual mandatario y presidente durante casi cuatro décadas.