Sudáfrica y Ruanda suavizan posiciones tras litigio diplomático

0
541

Jacob Zuma y  Paul KagameEl presidente sudafricano, Jacob Zuma, y su homólogo ruandés, Paul Kagame, acordaron establecer conversaciones directas para discutir una reciente disputa diplomática entre Pretoria y Kigali.

Las tensiones políticas entre ambas naciones fueron abordadas por los dos jefes de Estado en la Conferencia de Seguridad de la Región de los Grandes Lagos, que tuvo lugar esta semana en Luanda, Angola.

A su regreso a Sudáfrica, Zuma informó que las partes hallaron una fórmula de compromiso en pos de resolver los problemas y además acordaron compartir datos relacionados con el incidente que generó el litigio.

Se planteó un acuerdo que los dos países deben cumplir y ha sido aceptado por ambas delegaciones. Sudáfrica recordó que tiene una obligación internacional de proteger a las personas en condición de refugiados, dijo el mandatario.

Sudáfrica y Ruanda intercambiaron expulsiones de diplomáticos después que a inicios de este mes un antiguo jerarca militar del país centroafricano sufrió un nuevo atentado en Johannesburgo, el tercero desde 2010.

Kigali despidió a seis diplomáticos sudafricanos, después que Pretoria otorgó 72 horas a tres funcionarios ruandeses para abandonar este país, recordó la cadena de televisión SABC.

La residencia en Johannesburgo de un exjefe del Ejército de Ruanda fue atacada por desconocidos en un aparente atentado contra la vida del militar extranjero.

Los sucesos ocurrieron en la madrugada, la vivienda se encontraba desocupada en el momento de la agresión y los sujetos armados no lastimaron a ninguna persona.

Se conoce que la casa pertenece al general Faustin Kayumba Nyamwasa, exiliado en este país desde hace cuatro años y quien ya sobrevivió a dos intentos de asesinato en 2010.

Un amigo, compatriota y colega de Nyamwasa, el antiguo jefe del espionaje ruandés, coronel Patrick Karegeya, fue estrangulado a inicios de este año en el hotel Michelangelo, en la misma ciudad.

Karegeya, de 50 años, fue jefe de la inteligencia externa de Ruanda durante casi una década, en 2006 fue encarcelado, y posteriormente logró escapar al exilio.

Kayumba Nyamwasa, exasesor militar del presidente Kagame, culpó al gobierno de Kigali por los ataques en su contra y por la acción de sicariato que cobró la vida de Karegeya.