Sudáfrica prepara celebraciones por el Día de la Reconciliación

0
231


Por Ilsa Rodríguez Santana

Sudáfrica prepara las celebraciones en todo el país por el Día de la Reconciliación Nacional, una efeméride inicialmente para afrikáners que luego de la llegada de la democracia reconoció también la lucha de la población negra por sus derechos.

El acto central tendrá lugar el domingo en el estadio de la Universidad Walter Sisulu, de la provincia de Cabo Oriental, y el discurso principal estará a cargo del presidente Cyril Ramaphosa.

Dirigentes sudafricanos destacan que esta efeméride tiene en 2018 un significado especial expresado en su lema ‘El año de Nelson Mandela y Albertina Sisulu: libertadores por la Reconciliación’.

Al respecto, voceros gubernamentales indican que los actos en ocasión de la fecha rendirán tributo a Mandela y Albertina Sisulu por el centenario de sus natalicios y sus vidas dedicadas a batallar por los derechos humanos, la unidad y la igualdad de género.

El 16 de diciembre, que era reconocido como el Día del Juramento, fue convertido en 1995 por el primer presidente negro del país, Mandela, en el de la Reconciliación, para destacar el significado de la fecha tanto para la población afrikáner como para la mayoritaria comunidad negra en su lucha contra la opresión del apartheid.

La intención en ese día es promover la unidad nacional, la cohesión social, la democracia constitucional, los derechos humanos y la igualdad, principios reflejados en la Constitución que tienen como objetivo la unión de todos los sudafricanos.

Las autoridades aprovecharán la celebración para promover una campaña anunciada por el ministro de Artes y Cultura, Nathi Mthethwa, que destaca la importancia de los símbolos nacionales y toma la bandera como elemento de la reconciliación nacional.

Esta efeméride surgió para recordar el día de 1880 en que la población bóer (afrikáners) declaró su independencia de la dominación británica.

Los bóers, un grupo étnico de origen holandés-germánico cuyo nombre significa granjero, emigraron en las décadas de 1830 y 1840 desde Ciudad del Cabo (entonces Colonia del Cabo) en un largo camino que se conoce como Gran Trek hacia territorios despoblados al otro lado del rio Vaal.

Según la historia, las batallas entre británicos y bóers favorecieron a los últimos. La explicación es que mientras los afrikáners vestían ropas de granjeros casi siempre de color caqui (ideales en un ambiente de igual color) los contrarios lucían sus uniformes rojo escarlata que los hacían visibles y buen blanco para los experimentados tiradores bóers.

El acto en la universidad Walter Sisulu de Ciencia y Tecnología, que surgió en 2005 de la fusión de Border Technikon, Technikon de Cabo Oriental, y la Universidad de Transkei, anuncia un amplio programa cultural que celebrará la diversidad étnica y cultural de este país de África Austral.