Sudáfrica: Comienza año de homenajes por centenario de Nelson Mandela

0
53
Por Ilsa Rodríguez
Sudáfrica inició un año de homenajes a Nelson Mandela por su centenario en 2018, con llamados a aumentar el legado de este extraordinario líder representativo de la lucha contra el apartheid y la victoria de la democracia en el país.

El primer presidente negro de Sudáfrica, de la etnia xhosa y perteneciente a la casa real Tembu, nació el 18 de julio de 1918, fecha instituida por las Naciones Unidas como el Día de Mandela, en tributo a su legado.

En su larga vida fue abogado, político y el encargado de desmontar la estructura social y política del régimen de segregación, que institucionalizó en Sudáfrica el racismo con la marginalización de la mayoritaria población negra.

Considerado el prisionero político más famoso del mundo, Mandela recibió el Premio Nobel de la Paz en 1993, en reconocimiento a su trayectoria, que incluyó promover la reconciliación nacional y combatir la pobreza y la desigualdad existentes cuando el Congreso Nacional Africano (ANC) logró la victoria en las primeras elecciones democráticas de esta nación, celebradas en 1994.

Ejerció el cargo durante cinco años y cuando se le pidió que aspirara a una reelección por otro período similar decidió abandonar la jefatura de Estado, que ocupó ese año Thabo Mbeki.

Luego de retirarse de la política, Mandela dedicó el resto de su vida a numerosas acciones sociales y a combatir la pandemia del VIH/sida desde la Fundación que lleva su nombre.

Encarcelado de por vida acusado de conspirar para derrocar el régimen del apartheid en el conocido como Proceso de Rivonia, Mandela consiguió el respaldo mundial en favor de su liberación, que se produjo en 1990, luego de 27 años en prisión.

Su historia en contra del régimen de minoría blanca comenzó en la década de 1940 en Johannesburgo, ciudad donde murió el 5 de diciembre de 2013, a los 95 años.

Esta posición política lo condujo a incorporase al ANC y crear en 1948 con otros combatientes como Oliver Tambo y Walter Sisulu la Liga Juvenil de esta organización.

Este grupo de jóvenes promovió además un importante cambio en las acciones del ANC contra el apartheid a través de un Programa de Acción encaminado al boicot, la desobediencia civil, las huelgas y una posición de no cooperación.

Junto con el Partido Comunista, al cual se unió en secreto e integró su Comité Central, Mandela fundó en 1961 el Umkhonto we Sizwe (La Lanza de la Nación), el brazo armado del Congreso Nacional Africano, por lo que fue sentenciado a cadena perpetua.

HOMENAJES

En ocasión del cuarto aniversario de su fallecimiento, la Fundación Nelson Mandela organizó una serie de actividades, entre ellas la exhibición ‘Explicar a Mandela, en su honor’, en cuya inauguración se anunció el programa de homenajes hasta diciembre de 2018 para destacar el legado del líder antiapartheid en el centenario de su nacimiento.

En la ocasión, la viuda de Mandela, Graca Machel, dijo que Sudáfrica en su conjunto tiene el poder de hacer avanzar este país y elevarlo a mayores alturas. Afirmó que es una nación extraordinaria y, en varios aspectos, incomparable con otros Estados africanos.

Al rendir tributo a su desaparecido esposo, apuntó que las personas nacen, viven y mueren y ‘debemos celebrar que lo que ellos nos dejan de herencia’. Entre los líderes que mencionó durante su discurso figuraron además de Mandela, Oliver Tambo, Walter Sisulu y Albertina Sisulu.

Comentó que Sudáfrica tiene que ser capaz de producir nuevos líderes que se levanten en los hombros de estos dirigentes desaparecidos.

FRASES CÉLEBRES

Como parte de los tributos en el aniversario de su fallecimiento, la prensa sudafricana publicó una serie de frases célebres de Nelson Mandela incluidas en sus numerosos discursos memorables, como ‘vive tu vida como si nadie observara y exprésate como si todos escucharan’.

Entre esas ideas está la vinculada con la educación como el arma más poderosa para cambiar el mundo.

Otras llamativas son:

-Aprendí que el coraje no es la ausencia del miedo sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es quien no siente el miedo, sino quien lo conquista.

-Los líderes verdaderos deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la liberación de su pueblo.

-Una buena cabeza y un buen corazón son siempre una combinación formidable.

-Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, sus antecedentes o su religión. Las personas deben aprender a odiar y si aprenden a odiar también pueden ser enseñadas a amar, porque el amor es natural en el corazón humano. -Cuando a un hombre se le niega el derecho de vivir de la forma en que cree, no tiene otro camino que convertirse en un proscrito.

-No tuve epifanía, ni revelación singular, ni momento de verdad, sino una acumulación constante de mil desaires, mil indignidades y mil momentos no recordados que produjeron en mí una ira, una rebeldía, un deseo de luchar contra el sistema que encarceló mi gente. No hubo ningún día en particular en el que dije ‘De ahora en adelante me dedicaré a la liberación de mi pueblo’; en cambio, simplemente me encontré haciéndolo, y no podría hacer lo contrario.