Simone Gbagbo rechaza los cargos sobre su papel en las revueltas tras las elecciones de 2010

0
362

Simone GbagboLa ex primera dama de Costa de Marfil Simone Gbagbo ha rechazado los cargos de rebelión y xenofobia que se le imputan por su papel en las revueltas que llevaron a una guerra civil en 2011, tras las reñidas elecciones presidenciales de 2010.

«Rechazo los cargos», ha declarado Gbagbo, al tiempo que ha reivindicado la victoria de su marido, Laurent Gbagbo, en los comicios de 2010, en el tribunal de Abiyán en el que está siendo juzgada junto a otros 80 políticos de la Administración del expresidente.

Así, se ha iniciado el juicio contra la ex primera dama, quien ha sido reclamada por la Tribunal Penal Internacional (TPI) por su papel en las revueltas en las que murieron más de 3.000 personas. La Justicia marfileña indicó que tanto Gbagbo como otros colaboradores serían juzgados en el propio país africano.

Por su parte, el expresidente se encuentra bajo custodia del TPI, donde se enfrenta a cargos de crímenes contra la Humanidad durante el conflicto de 2011, que acabó con su rival, Alassane Ouattara, como presidente marfileño.

Las revueltas comenzaron cuando Gbagbo y sus seguidores rechazaron los resultados electorales que daban a Ouattara como ganador de los comicios presidenciales en 2010. Una milicia del norte del país, apoyada por tropas de la ONU y de Francia, capturó a Gbagbo.

La elecciones de 2010 estaban destinadas a concluir el proceso de paz en Costa de Marfil después de casi una década de conflicto y de la tensión política que dividió el país entre el sur, donde Gbagbo disfrutaba de mayor apoyo, y el norte, donde Ouattara y los rebeldes tomaron las armas.

Sin embargo, tras las reñidas elecciones Gbagbo y sus fuerzas de seguridad se negaron a aceptar los resultados de la Comisión Electoral y apoyados de la misión de paz de la ONU, lo que llevó a una crisis militar de cuatro meses, los dos últimos con combates especialmente intensos.