Ruanda no deja la delegación de la ONU acceder a centros de detención

0
367

El subcomité de la ONU para la Prevención de la Tortura ha suspendido su visita a Ruanda tras denunciar las restricciones impuestas por las autoridades a la hora de visitar determinados centros de detención.

Por todo ello, consideran imposible desarrollar «entrevistas privadas y confidenciales», según un comunicado publicado este viernes en el que subrayan que es la tercera vez en diez años que se suspende una misión. Además, piden cooperación de las autoridades y que «cumplan con sus obligaciones internacionales».

Este incidente es un nuevo borrón en el historial de Derechos Humanos del Gobierno liderado por el presidente Paul Kagame, muy criticado por las ONG por abusos, persecución de los medios de comunicación independientes y represión de la oposición política.

Los entrevistados antes de la suspensión han reconocido que temían represalias por su declaración. «No queremos poner en peligro a las personas que han colaborado con nosotros», ha apuntado el organismo.

En anteriores ocasiones el Gobierno ha desmentido violaciones de Derechos Humanos como las denunciadas por grupos como Human Rights Watch en un informe publicado este mismo mes en el que se documentaban palizas, asfixia, simulacros de ejecución o electrocuciones.