Retenidos niños y profesores kenianos por adoctrinamiento extremista

0
98
La Policía de Kenya retuvo a dos profesores y 95 niños del colegio Madrasatul Falan de Likoni, por presunto tráfico ilegal de personas , abusos y adoctrinamiento terrorista, informaron hoy medios de prensa.

Unos 20 de los pequeños, entre los que hay niños de cinco años, son extranjeros y el resto kenianos, la mayoría de origen somalí, precisaron las autoridades sobre una operación realizada en ese plantel en el sur de la ciudad de Mombasa.

‘Recibimos dos casos de abuso de menores hace dos meses y hemos seguido la actividad de la institución, donde hemos descubierto que también se enviaban niños de países extranjeros’, declaró la directora de la Oficina de Investigación Criminal de Kenya, Grace Ndirangu.

Algunos pequeños proceden de países como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Sudáfrica, Arabia Saudita, Zambia y Uganda, y otros eran refugiados somalíes, algunos de cuyos supuestos padres no poseen documentos con certificaciones de que sean sus hijos, difundió el periódico local Daily Nation.

Oficiales de lucha contra la trata de personas y protección de niños interrogaron a los menores por sospechas de tráfico de ilegal y abuso.

Según el diario local The Star, se detuvo a dos profesores en la acción identificada como un ataque a una supuesta célula terrorista, en lo cual también participaron efectivos de cuerpos foráneos como el estadounidense Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Madrasatul Falanes una escuela islámica y centro de rehabilitación, y ahora permanece cerrada mientras continúan las investigaciones.

Tras interrogarlos sobre cualquier posible tortura y adoctrinamiento, a los niños extranjeros retenidos durante la redada los repatriarán y a los kenianos los devolverán a sus familiares, puntualizó Ndirangu.