Renuncia del presidente aviva lucha por el poder en Burkina Faso

0
369

Blaise CompaoréUna enconada lucha por el poder sobresale hoy en Burkina Faso, a solo horas de que manifestaciones callejeras masivas causaran la dimisión del mandatario Blaise Compaoré.

La diputa por la máxima magistratura se centra en la cúpula del Ejército burkinabe, tras el viernes el jefe de ese instituto, general Honoré Traoré, proclamarse gobernante, y este sábado hacerlo el subjefe de la guardia presidencial, Isaac Zida, quien dijo que permanecerá en el cargo hasta las próximas elecciones.

«El teniente coronel Zida anunció oficialmente que toma las riendas del país para garantizar una transición segura» del poder, afirmó la cadena de radio Omega.

«Definiremos de manera consensuada, con todos los partidos políticos y las organizaciones de la sociedad civil, la transición democrática pacífica», aseguró el teniente coronel.

«Asumo las funciones de jefe de Estado y pido a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental y a la comunidad internacional que manifiesten su comprensión y apoyen a las nuevas autoridades», añadió.

También indicó que Compaoré, según dijeron testigos, cruzó la frontera con Ghana en un convoy militar y está a salvo.

Luego de varios días de manifestaciones multitudinarias en esta capital, el viernes Compaoré presentó su dimisión y anunció elecciones en los próximos 90 días, pero posteriormente se comentó que había abandonado el territorio nacional, aunque no hubo confirmación oficial.

Ante la celeridad de los sucesos, algunos analistas apuntaron que el Ejército estaba dividido ante diversas opciones para designar un jefe de Estado, al menos provisionalmente, y recordaban al general Kwamé Lougué, que millares de manifestantes demandaban fuera el presidente.

Al parece Lougué fue detenido cuando intentaba llegar a la Plaza de la Nación, en el centro de esta capital, donde se uniría a las protestas callejeras contra el luego dimitente Compaoré.

Millares de personas pedían que Lougué, exjefe del Estado Mayor y exministro de Defensa destituido en 2004, y que goza de una gran simpatía entre los manifestantes, asumiera el poder y eso es parte del complejo mosaico devenido tras la renuncia del gobernante, luego de 27 años ejerciendo el poder.

El mandato de Compaoré concluiría en 2015, pero como parte de sus intenciones para reelegirse se articuló una campaña para reformar la Constitución, lo cual rechazó la oposición al identificarlo como golpe de Estado institucional.

Fuentes contrarias al gobierno afirmaron que unas 30 personas murieron y más de 100 sufrieron heridas durante las protestas en esta capital.