Regreso de gobernador a ciudad maliense marca cumplimiento de tregua

0
405
La decisión aprobada hoy entre milicias rivales malienses de permitir el regreso de Sidi Mohamed Ag Ichrach a su cargo como gobernador de Kidal cumple uno de los principales puntos de un acuerdo firmado entre ellas.

La tregua convenida por esos grupos que enfrentan al ejército apoyado por las fuerzas de la ONU contemplaba ese paso pendiente respecto a dicha ciudad norteña, pues las autoridades de otras localidades vecinas ya retornaron hace algún tiempo.

Medios de prensa destacaron que la demora en reintegrar a funcionarios de Kidal, uno de los tres principales enclaves norteños junto a Gao y Tombuctú y demarcación sin representación estatal permanente desde el pasado 2014, se debió a que el control sobre ella fue siempre disputado entre el gobierno y los grupos opositores.

El regreso del gobernador Ichrach, que huyó de allí tras el ataque de combatientes islamistas contra una delegación gubernamental de visita en la región, se agilizó por el armisticio de ayer, que contempla un período inicial de 15 días y fue suscrito luego de semanas de cruentos combates.

Según el portavoz de la misión de la ONU en Malí, Radhia Achouri, esos choques reanudados en julio pasado socavaron un proceso de paz respaldado por los países occidentales representados en la misión de diez mil efectivos de la ONU.

También complicaron los esfuerzos para enfrentar y expulsar del norte a varios grupos islamistas vinculados a Al Qaeda, hasta el momento de la citada tregua entre grupos separatistas en busca de autonomía para una región del norte de Malí, y una plataforma integrada por sectores leales al gobierno.

‘Esperamos que la presencia de Ag Ichrach en Kidal contribuya a avanzar en la implementación del acuerdo de paz y atender las necesidades de las poblaciones’, subrayó Achouri.