Regresan a Kenya 700 jóvenes que desertaron de Al Shabab en Somalia

0
208

Al ShababUnos 700 jóvenes kenianos regresaron a su país recientemente tras abandonar el grupo extremista somalí Al Shabab para acogerse a la amnistía ofrecida por el gobierno, indica hoy un reporte oficial.

El informe, elaborado por el Ministerio del Interior y el Consejo Supremo Musulmán de Kenya, de conjunto con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), indica que 684 nacionales desertaron de la agrupación fundamentalista y se espera que esa cifra se incremente en lo que resta de año.

En entrevistas realizadas a 185 exmiembros de Al Shabab que retornaron se conoció que el 33 por ciento de estos se encontraban sin empleo cuando los reclutadores de esa organización les ofrecieron unirse a sus filas con promesas de beneficios económicos que luego fueron incumplidas.

En el documento se establece que el regreso de estos jóvenes representa a la vez una oportunidad y una amenaza pues aunque se contrarresta el aumento de los reclutamientos de ese grupo en Kenya, se corre el riego de posibles ataques si fracasa la reintegración social de los desertores entrenados por Al Shabab.

Los servicios de seguridad kenianos alertaron el martes sobre posibles ataques contra objetivos en Nairobi y otros lugares del país, que podrían ejecutar nacionales integrantes de ese grupo.

La policía circuló fotos y datos de cinco islamistas entrenados en campamentos somalíes para realizar tales acciones, entre ellos una mujer la cual, según información de inteligencia, podría realizar un atentado suicida en la capital del país, así como cuatro hombres cuyas posibles misiones se desconocen.

Las autoridades kenianas desarrollan una fuerte ofensiva contra la secta integrista ante un incremento de su presencia en esta nación y a fines de septiembre fueron detenidos cuatro miembros de la misma que operaban desde un campamento de refugiados en Dadaab, localidad del oriental condado de Garissa.

En ese operativo se ocuparon materiales usados para la fabricación de artefactos explosivos así como armamento y medios de comunicación destinados a la realización de ataques contra objetivos en Kenya.

En abril de 2015 un comando de Al Shabab compuesto por kenianos atacó la universidad de Garissa y masacró a 148 personas, en su mayoría estudiantes cristianos.

A partir de 2011 el gobierno de Kenya destinó tropas para apoyar a la Misión de la Unión Africana en Somalia (Amisom) en sus operaciones contra el grupo en ese país y a partir de ese momento Al Shabab incrementó sus acciones en territorio keniano en las cuales más de 500 personas perdieron la vida .