Publican fotos inéditas de la etapa guerrillera de Agostinho Neto

0
41

La obra De la guerrilla a los primeros años de la independencia, de la fotógrafa italiana Augusta Conchiglia, reúne hoy algunas instantáneas inéditas del primer presidente de la Angola postcolonial, Antonio Agostinho Neto (1922-1979).

Presentado la víspera con el apoyo de la Fundación Antonio Agostinho Neto, el libro recorre a través de un centenar de imágenes la trayectoria del médico, político y escritor junto a compañeros de armas y de su familia durante los años de la lucha por la liberación nacional, conseguida el 11 de noviembre de 1975.

El texto forma parte de un fotorreportaje en 1968 en el este del país, específicamente en la entonces tercera región político-militar, donde transcurió la mayor parte del enfrentamiento al colonialismo portugués.

De acuerdo con los reportes de los noticiarios, la obra contó con la traducción y revisión de la hija de Neto, Irene Neto, recién nombrada miembro del Buró Político del gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) y por su madre Maria Eugenia Neto.

Maria Eugenia, la viuda del primer jefe de Estado angoleño, dijo que el libro tiene la virtud de documentar una realidad que existió con la ventaja de ahorrar palabras y evitar errores u omisiones.

Argumentó que la guerrilla liderada por su esposo tuvo su mayor desarrollo en el este del país, y las fotos muestran también al pueblo que la formó y se sacrificó para vencer el colonialismo.

Igualmente, convidó a liberar Angola de la pobreza, el analfabetismo, de la desigualdad, de la tristeza y de la inseguridad de no saber cómo será la vida al siguiente día.

‘Es necesario cambiar y dividir lo que es para todos. Era así en la guerrilla, donde el fungi (plato típico a base de harina de yuca) era compartido y las canciones cantadas por todos’, remarcó.

Conchiglia, quien conoció a Neto en Roma, dijo que cinco de sus fotos sirvieron para la primera edición del kwanza, la moneda local.

Narró que en 1967 pudo conocerlo mejor y después se reencontraron en Dar es Salam, la antigua capital de Tanzania, donde realizaron fotos del entonces movimiento guerrillero MPLA.