Prosiguen en Sudáfrica campañas para presidencia del ANC

0
505
Aspirantes a la presidencia del Congreso Nacional Africano (ANC) prosiguieron este fin de semana sus respectivas campañas políticas en diversas regiones del país, mientras aparecen nuevos ataques contra uno u otro candidato.

En esta ocasión el objetivo es la veterana política Nkozana Dlamini Zuma, expresidenta de la Unión Africana y una de los principales contendientes a la presidencia del ANC, a quien se incluye en una lista de sudafricanos y empresas vinculados con supuestos flujos de fondos ilícitos, que fue divulgada por el lord británico Peter Hain.

En un acto el domingo en respaldo a Dlamini Zuma, el presidente de la Liga Juvenil del ANC, Collen Maine, dijo que esas denuncian forman parte de un complot de fuerzas del Reino Unido y Estados Unidos encaminadas a injerir en los asuntos internos de la organización gubernamental.

Dlamini Zuma es la única esperanza para conseguir educación gratuita y la implementación de una transformación racial de la economía, aseguró. ‘El ANC no está a la venta y lo vamos a defender junto con nuestro país’, subrayó.

‘Ellos quieren decirnos quién debe liderar el ANC y debemos rechazarlos’, expresó Maine al exhortar al respaldo de esta candidata para alcanzar la presidencia de este movimiento antiapartheid establecido en 1912 y convertido hoy en partido político.

Entretanto, su principal contrario, el vicepresidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, recibió el sábado el apoyo del ANC en la provincia de Gauteng en sus aspiraciones para alcanzar la máxima dirección de esa organización en la Asamblea Nacional del partido, que tendrá lugar del 16 al 20 de diciembre.

Ramaphosa ya había recibido el respaldado de las representaciones del ANC en las provincias de Cabo Septentrional y Cabo Oriental.

Otros contendientes en esta carrera hacia la presidencia de la organización son la ministra de Asentamientos Humanos, Lindiwe Sisulu, el Tesorero General del ANC, Zweli Mkhize, y la presidenta del parlamento, Baleka Mbete, quien dice sigue aspirando a sustituir al presidente Jacob Zuma aunque se mantiene ausente de la campaña que llevan a cabo sus rivales.

En declaraciones a la prensa, Mbete dijo que le ha sido difícil combinar sus labores en el gobierno y el ANC con la campaña por la presidencia del ANC y que otro problema es la carencia de fondos para esa actividad proselitista.

Pese a sus pocas posibilidades, según consideran analistas en Pretoria, Mbete dijo que tiene ‘algunas ideas acerca de cómo cambiaría las cosas si fuese electa presidenta’, entre ellas reducir el gabinete, reorganizar las provincias para concentrar más recursos en los distritos y despolitizar el servicio público.

En Sudáfrica está establecido que el líder de un partido político que consiga mayoría en las elecciones generales, previstas en 2019, se convierte en Presidente.