Progresos en Sudáfrica en 2017, mucho aún por hacer

0
366
La presidencia de Sudáfrica afirmó que el país ha logrado grandes progresos en 2017 en la lucha contra la pobreza, la inequidad y el desempleo, aunque admitió que mucho queda por hacer en esas y otras áreas.

En un resumen de lo alcanzado en este año a punto de concluir se destaca que el gobierno sudafricano continúa enfrentado el legado del apartheid y el colonialismo, con la implementación de programas para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y lograr una Sudáfrica realmente unida, no racial, no sexista, democrática y próspera.

Luego de destacar avances en servicios a la población, como la conexión eléctrica de 906 mil 859 mil desde 2014, más acceso al agua, y facilidades sanitarias, el documento señala preocupación por el incremento de la pobreza en 55,5 por ciento, en medio de difíciles condiciones económicas que, no obstante, permitieron establecer seguridad para los más vulnerables.

Esa red de bienestar social ha facilitado ayuda a 17 millones de sudafricanos, gracias a los esfuerzos de las autoridades, precisa.

En cuanto a la economía, el documento dice que en 2017 el gobierno aceleró sus planes para su crecimiento y la creación de empleos en medio de desafíos que sufren otros muchos países.

Menciona en particular los esfuerzos encaminados a la participación significativa de la población negra en el sector productivo, en reparación a las injusticias del pasado, y a la creación de facilidades económicas en áreas rurales para revitalizar la agricultura y ofrecer oportunidades a quienes más las necesitan.

Este año, agrega, Sudáfrica salió de la recesión y su Producto Interno Bruto fue del 2,5 por ciento en el primer trimestre, dos en el segundo y tres en el tercero, mientras su agricultura se expandió 44,2 por ciento, la minería y la industria vinculada a las canteras aumentó 6,6 por ciento y la industria manufacturera en 4,3 por ciento.

Otra preocupación gubernamental es la tasa de desempleo, que se mantiene inalterable en 27,7 por ciento, y los bajos niveles de los negocios y la confianza de los consumidores.

En ese sentido el presidente Jacob Zuma ordenó al ministro de Finanzas Malusi Gigaba identificar de conjunto con el Comité Presidencial Fiscal medidas concretas para enfrentar los retos presentados ante el parlamento en octubre durante el informe de revisión del presupuesto.

Entre esas sugerencias aparecen reducir en 1,87 millones los gastos en áreas que no afecten las perspectivas de crecimiento económico, ampliar las acciones para que las rentas públicas aumenten en alrededor de un millón de dólares, desarrollar un plan para implementar la gratuidad en la enseñanza superior para alumnos de familias pobres y crear medidas de estímulo.

Afirma que el Plan de Nueve Puntos anunciado en 2015 por Zuma en su discurso a la nación ha funcionado y su impacto es apreciado en sectores estratégicos a gran escala para impulsar la economía y crear empleos.

Los sectores que abarca ese plan son los de energía, manufactura, transporte, telecomunicaciones, agua, turismo, economía oceánica, minería, agricultura y el programa industrial para atraer inversiones.

El reporte de la presidencia también señala los avances en la construcción de nuevas carreteras y ampliación de rutas ferroviarias incluidas en el mayor proyecto en ese sector valorado en unos tres mil 740 millones de dólares.

Aborda asimismo los avances en los sectores de atención de salud, educación y lucha contra el delito y la corrupción.

Destaca que en este año dedicado al centenario del destacado luchador antiapartheid Oliver Tambo se celebraron numerosas actividades en su honor y subraya que en 2018 se rendirá homenaje a los 100 años de Nelson Mandela, el primer presidente negro de Sudáfrica, a quien se rendirá tribuyo en toda Sudáfrica.