Presidente de Guinea Bissau cesa a gobierno y agudiza crisis

0
479

El presidente de Guinea Bissau, José Mario Vaz, cesó al gobierno del partido Paicg, en el poder, y anunció que comenzará contactos con organizaciones políticas para superar el conflicto interno.

La disposición de Vaz fue publicada horas después que emitió un mensaje a la nación, en el cual afirma que «dimitir el gobierno e iniciar un proceso de audición con las fuerzas políticas» es la única solución para la crisis institucional en la nación.

En el comunicado, el mandatario clava su mirada en el parlamento, donde «bajo el velo de aparente bloqueo del regular y normal funcionamiento de la Asamblea Nacional, se encuentra un problema congénito de fondo que el actual gobierno no pudo superar: la falta de legitimidad política para entrar en plenitud de funciones».

Para el jefe de Estado, existen tres opciones para enfrentar la actual crisis: alentar a la administración a hacer compromisos, disolver el parlamento y llamar a elecciones anticipadas o disolver el Gobierno y comenzar un proceso de escucha de las fuerzas políticas para la formación de un nuevo Ejecutivo.

Descartó la primera y segunda opciones. Esta última en virtud de su elevado costo. Vaz percibe como único recurso deponer al gobierno e iniciar la ronda de contactos.

«La solución es la composición de un gobierno que refleje los sentimientos de la mayoría de las personas, representadas en el parlamento, y se le permita gobernar en condiciones», argumentó.

Horas antes el Consejo de Ministros responsabilizó al gobernante por las imprevisibles consecuencias que podrían germinar si ocurriera una dimisión del gobierno.

Reunido de emergencia, el Consejo determinó inculparlo de lo que pudiera suceder como resultado de su intento desesperado por cesar, por segunda vez consecutiva, a otra dirección constitucional del gobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc).

En el comunicado final del encuentro, se alerta que las relaciones con socios de cooperación podrían verse afectadas por «la persistencia del presidente de la República en pretender instituir un gobierno inconstitucional».

Se culpa además a Vaz «por la prevalencia de un clima de desentendimiento en la Asamblea Nacional Popular debido a su clara posición en defensa de 15 diputados en régimen de pérdida de mandato, tornándose así en parte del problema y no de su solución».

Los legisladores fueron expulsados del Paigc y vieron decretada su pérdida de mandato después de alinearse con la oposición para crear una nueva mayoría y derrocar al gobierno.

El 12 de agosto de 2015 comenzó la crisis en Guinea Bissau cuando Vaz dimitió como primer ministro a Domingos Simoes Pereira, al argumentar incompatibilidades personales y falta de confianza.

Más tarde nombró a Baciro Djá en el cargo, pero el Tribunal Supremo consideró inconstitucional el decreto y obligó al mandatario a convidar al Paigc a que designara a un nuevo jefe de gobierno.

Carlos Correia, de 81 años, fue nombrado primer ministro el 8 de septiembre tras semanas de inestabilidad.