Partido gobernante angoleño asegura contar con mayoría calificada

0
493
El portavoz del gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), Joao Martins, aseguró hoy que esa fuerza tiene garantizada la mayoría calificada para el próximo parlamento.

Aunque llamó a esperar los resultados oficiales de la Comisión Nacional Electoral (CNE), el secretario de Asuntos Políticos y Electorales del MPLA explicó que tales datos fueron recopilados de las actas en poder de los delegados de lista de las mesas de sufragio que terminaron su escrutinio.

Son más de cinco millones de votos computados, aclaró el vocero al llamar a la calma entre sus seguidores.

De esta forma, dijo, el candidato presidencial Joao Lourenzo y el aspirante a la vicepresidencia Bornito de Sousa, son el próximo gobierno en el país.

Más de 9,3 millones de angoleños fueron convocados el miércoles para escoger al jefe de Estado y a los 220 diputados a la Asamblea Nacional.

La portavoz de la CNE, Julia Ferreira, dijo anoche que la publicación de resultados preliminares dependerá de la celeridad con que se realice el conteo en las más de 25 mil mesas de sufragio y el envío de las actas a los centros de escrutinio provinciales y nacional.

Casi 12 mil 500 colegios abrieron en Angola para escoger al reemplazo del mandatario José Eduardo dos Santos, quien deja el cargo tras 38 años en el poder.

Por la máxima magistratura compiten además los candidatos por el Partido de Renovación Social, Benedito Daniel, y de la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola, Isaías Samakuva.

También concurren Abel Chivukuvuku, por la Convergencia Amplia de Salvación de Angola-Coalición Electoral (CASA-CE), Lucas Ngonda, por el Frente Nacional de Liberación de Angola, y Quintino Moreira, de la Alianza Patriótica Nacional.

Las fuerzas de seguridad movilizaron unos 120 mil efectivos para garantizar la tranquilidad antes, durante y después de la liza. Unos mil 400 observadores acompañaron el proceso.

CASA-CE, por su parte, anunció anoche que divulgaría su propio conteo de votos, toda vez que los representantes partidarios de cada lugar de votación reciben las actas con el escrutinio. Hasta el momento las otras fuerzas no han hecho pronunciamiento alguno.