Organismo saharaui de derechos humanos condena traslado de presos

0
272
La Comisión Nacional Saharaui de Derechos Humanos (Conasdh) rechazó el traslado a cárceles diferentes de los 23 presos políticos saharauies sancionados con condenas extremas por un tribunal marroquí, informó hoy un sitio regional.

El ente humanitario local calificó en un comunicado de arbitraria y abusiva la reclusión y separación en seis prisiones de los reclusos detenidos en 2010 en el territorio de Gdeim Izik ocupado por Marfruecos, por la muerte de 11 soldados marroquíes durante una manifestación, añadió Sahara Press Service.

Esa acción precipitada de las autoridades de Rabat es una medida vengativa y peligrosa y una violación flagrante del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, subrayó la Conasdh en su declaración.

El Estado marroquí dispersa a los presos en varias cárceles y continúa su política represiva contra el grupo de Gdeim Izik para destrozar su unidad y la de sus familiares, agrega el comunicado.

El texto de la organización de derechos humanos de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) hace un llamado urgente a organizaciones internacionales como la ONU, la Unión Africana y la Unión Europea, para que detengan los graves ataques y violaciones e injusticias contra los activistas saharauis del Grupo de Gdeim Izik.

Las cárceles hacia donde las autoridades de ocupación enviaron a los presos, consideradas ‘horrorosas’ por la Conasdh, son El Aarjat, Kenitra, Okacha, Tiflit, Ait Melloul y Bouzakarine.

El gobierno de la RASD denunció antes que las condenas del pasado 19 de julio contra esos reclusos mediante un proceso civil son una repetición de las impuestas por un tribunal militar en 2013, que oscilaron entre 20 años de cárcel y perpetuidad. Las autoridades saharauies aclararon que los 11 militares marroquíes murieron durante protestas el 8 de noviembre de 2010 en el desmantelamiento forzado del campamento pacífico de Gdeim Izik, cerca de la capital de la RASD, El Aiun, donde se concentraron unos 15 mil saharauis para exigir mejores condiciones de vida.

Según fuentes marroquíes, las sentencias contra los 23 presos saharauies dictadas por la Cámara de lo Criminal del Tribunal de apelaciones de Salé, cerca de Rabat, imponen a ocho de ellos penas de perpetuidad; a tres, de 30 años de cárcel; a cinco, de 25 años; y a tres, de 20.