Opositores tuareg discrepan de acuerdo de paz maliense

0
517

Movimiento Nacional de Liberación del AzawadLa Coordinadora de los Movimientos de Azawad (CMA), discrepó hoy del reciente Acuerdo de Paz y Reconciliación Nacional firmado entre el gobierno de Mali y algunos grupos armados.

Un comunicado de la CMA reproducido por la Agencia Panafricana de Noticias (PANA), expresa que esa rúbrica no incluye a la Coordinadora, antes de concluir las discusiones planteadas en el pre-acuerdo de Argel, relativas al proceso de distensión y las demandas de los opositores tuareg.

En el mensaje, la CMA reitera su disposición a continuar el diálogo en lo referente a las cláusulas sobre el alto el fuego del 23 de mayo de 2014 y la declaración de cese de las hostilidades del 24 de julio de ese año, ratificada el pasado 19 de febrero.

El texto apunta además que la coalición opositora acoge favorablemente el llamado hecho en esa línea por el presidente maliense, Ibrahim Boubacar Keita, en relación con «una mano extendida convidando a discusiones francas y sinceras después de la firma» del documento.

Por otro lado, la Coordinadora se declara sorprendida con la ubicación de nuevas rúbricas de individuos o grupos que, según ella, nunca fueron acreditados y mucho menos reconocidos como parte de este asunto.

De ahí que llama a la mediación a velar por esta etapa particularmente decisiva en el proceso para que «tales maquinaciones no socaven los esfuerzos de la comunidad internacional y prevenir su curso normal».

«Reafirmamos nuestra disposición plena de continuar el proceso por la vía del diálogo y la negociación, único medio para una solución verdadera, justa e equitativa para el conflicto», agrega el comunicado.

La guerra en el norte de Mali enfrenta desde el 2012 a movimientos armados de base comunitaria contra tropas del gobierno y sus aliados de la Misión de ONU (Minusma).

Esa situación empeoró con la incorporación del componente integrista islámico en las contienda y la determinación de un contingente franco-africano de derrotar a esos destacamentos extremistas, que centraron su discurso político agresivo en la recuperación del Azawad, territorio considerado la cuna de la cultura tuareg.