Nombran nuevo primer ministro en Gabón

0
196

Gabón amaneció hoy con un nuevo primer ministro nombrado por el presidente, Ali Bongo, anunciaron fuentes oficiales.

Un decreto del mandatario dio cuenta del cambio en la jefatura de gobierno, para cuya responsabilidad se designó Julien Nkoghe Bekale, de 56 años, y quien en los últimos años ha ocupado otros cargos ministeriales en el gabinete.

Jean-Yves Teale, secretario general de la Presidencia, hizo el anuncio mediante un video divulgado por los medios locales de prensa.

Emmanuel Issoze-Ngondet, recién removido de exprimer ministro, ocupará el cargo de mediador de la República, aseguró el funcionario.

El cambio en la jefatura de Gobierno se produjo a pocas horas de que los 135 diputados de la Asamblea Nacional asumieron sus responsabilidades, después de haber sido electos en octubre pasado.

En los últimos días el país vivió el intento de golpe de estado protagonizado por un reducido grupo de al menos 10 jóvenes militares de la Guardia Republicana.

Los uniformados tomaron por un momento la sede de la radio y la televisión gabonesa y desde allí el cabecilla de la rebelión, el teniente Kelly Ondo Obiang, leyó una proclama y llamó al levantamiento.

En su alocución el jefe sedicioso convocó a instaurar un ‘consejo nacional de la restauración’, ‘salvar del caos’ al país y el retorno de la democracia.

El llamamiento no tuvo eco en los cuarteles y solo unas pocas decenas de personas se concentraron en las proximidades de la asonada, según constataron medio locales de prensa.

La rápida actuación del Ejército y la Policía logró controlar en breve tiempo a los sublevados, dos de los cuales murieron en los enfrentamientos, mientras los restantes, incluido Ondo Obiang, fueron arrestados y puestos a disposición de la Fiscalía.

El portavoz del Gobierno gabonés, Guy-Bertrand Mapangou, aseguró a la prensa momentos después de la asonada que la situación está bajo control y en breves horas todo retornará a la normalidad.

Manifestó que ningún cuartel siguió el llamamiento de los golpistas y en poco tiempo los puntos estratégicos de la capital quedaron bajo el control de las fuerzas leales al presidente Ali Bongo Ondimba, quien desde hace dos meses se encuentra en el exterior.

Bongo Ondimba sufrió una fatiga severa, dijeron entonces las autoridades, cuando acudió a una reunión en Arabia Saudita y viajó luego a finales de octubre a Marruecos para atender su salud.