Mugabe acusa sus compañeros de conspirar para que se retire

0
185

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, ha acusado este jueves a miembros de su propio partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue y Frente Patriótico (ZANU-PF), de conspirar para intentar provocar su dimisión.

Mugabe, de 93 años de edad, ha ocupado la Presidencia zimbabuense desde que el país, entonces denominado Rodesia, ganó la independencia de Reino Unido en 1980 y tiene la intención de mantenerse en el cargo otro mandato.

ZANU-PF se divide en dos facciones, una que apoya que el vicepresidente, Emmerson Mnangagwa, ocupe la Presidencia inmediatamente y otra que prefiere que la esposa de Mugabe, Grace, ocupe el puesto de su marido cuando éste fallezca. Los miembros de la formación han defendido a su líder en público, pero en privado han hecho notar sus divisiones.

El presidente zimbabuense ha repetido en distintas ocasiones que su partido elegirá a un sucesor cuando llegue el momento y ha acusado de deslealtad a varios miembros de ZANU-PF por apoyarle en el día a día pero confabular a sus espaldas, comparándolo con la traición de Judas a Jesús que se recoge en la Biblia.

“Como Jesús dijo en la última cena ‘algunos estáis comiendo conmigo pero me traicionaréis'”, ha manifestado Mugabe durante el funeral de un miembro de su formación. “Cuando llegue el día daré las gracias a mi familia zimbabuense y me retiraré, entonces podréis elegir a mi sucesor, pero por ahora seguiré en el cargo”, ha añadido.

El país sudafricano sufre escasez de cambio de divisas, una situación que ha obligado a varias empresas a comprar dólares estadounidenses en el mercado negro. Mugabe ha culpado a varias personas al respecto de manipular la moneda para “aumentar la inflación y causar pánico entre la población ante la posibilidad de escasez de bienes básicos”.