Margallo y el enviado de la UE para el Sahel vinculan el “desarrollo” de la región con su “seguridad”

0
91
Michel Reveyrand
Michel Reveyrand

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha mantenido este martes un encuentro con el representante de la Unión Europea para el Sahel, Michel Reveyrand, en el que ambos han coincidido en vincular el “desarrollo” de la región africana a la mejora de las condiciones de “seguridad”.

   García-Margallo y Reveyrand han puesto en común los enfoques de ambas partes en una región que España considera “estratégica” por su cercanía y en la que el Gobierno de Mariano Rajoy mantiene un “compromiso importante de cooperación” al involucrarse en varias misiones.

“Ambos han coincidido en que la cuestión clave es, como queda plasmado en el nombre de la Estrategia Europea, la relación entre seguridad y desarrollo”, ha destacado Exteriores en un comunicado. “La provisión de servicios públicos y oportunidades económicas a las poblaciones sahelianas son la mayor garantía de que prosperen la estabilidad política, el respeto a los Derechos Humanos y la convivencia pacífica entre distintas etnias y religiones”, ha añadido el Ministerio.

La situación de Malí ha figurado en la agenda tratada por García-Margallo y Reveyrand y, aunque ambos se han felicitado por que el país haya evitado convertirse en un “Estado fallido” tras el auge islamista, han advertido de que “queda mucho trabajo por hacer”. En concreto, han subrayado la necesidad de seguir avanzando “en ámbitos como el desarrollo económico, la gobernanza, el estado de derecho, la seguridad, o la reconciliación interna”.

El Ministerio de Exteriores ha afirmado que “el éxito en Mali es también un éxito para la región”, toda vez que la “porosidad” de las fronteras y la “amplitud geográfica” han generado “una dinámica de vasos comunicantes”.

Por otra parte, el representante de la UE para el Sahel ha informado al ministro español de las últimas reflexiones sobre la actualización de la Estrategia Europea, en concreto sobre la posible adopción de un “enfoque más global” que supere la tradicional dicotomía entre seguridad y desarrollo y pase abarcar “aspectos de las relaciones con la región”. También se estudia la posible adopción de una “geometría variable” para adoptar “diversas configuraciones” en función de cada país y tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here