«Los rusos hicieron un gran trabajo al unir al Ejército en Libia»

0
435

El ministro libio de Exteriores del Gobierno de Unidad Nacional, Mohamed Taher Siala, ha destacado el papel de Rusia en el proceso de restauración de su país.

Siala llegó de visita a Moscú el 12 de diciembre y se reunió con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, con quien debatió la crisis en Libia, entre otros asuntos.

En su entrevista para el periódico Kommersant, Siala comentó el papel de Rusia y especialmente del grupo ruso de contacto para Libia, encabezado por Lev Dengov y creado por iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia y la Duma —Cámara Baja del Parlamento ruso—. El grupo incluye tanto a parlamentarios, como a exmilitares y orientalistas.

De acuerdo con el político libio, si se introducen las enmiendas y se forma un nuevo gobierno en Libia, Rusia lo reconocerá sin problema.

El editor en jefe de la revista rusa Natsionalnaya Oborona, Igor Korótchenko, dijo en marzo que Rusia ayuda a las fuerzas responsables en Libia de establecer el orden en el país a detener las luchas internas entre los diversos grupos armados que controlan diferentes partes de la nación.

Los contactos de los militares de Rusia y Libia están diseñados principalmente para iniciar un diálogo amplio sobre la seguridad y ayudar a estabilizar la situación en el país, afirmó Korótchenko. Esto debería beneficiar «no solo a la región, sino también al sur de Europa, dado el gran número de refugiados procedentes de Libia que son transportados a través del Mediterráneo a Italia y a otros países», agregó el experto.

Lo mismo ha sido afirmado por Lavrov.

«Nos gustaría ver una Libia unida, próspera, con base en instituciones públicas sólidas, un Ejército competente. Es de interés del pueblo libio, pero también es de interés para la estabilidad regional y la creación de condiciones para la reanudación de las relaciones de pleno derecho de Libia con todos sus socios, incluida la Federación de Rusia», señaló Lavrov.

Ferrocarril ruso Libia-Túnez-Egipto

Con relación al principal interés de Libia con Rusa, Siala recordó que a su patria le gustaría mucho ver terminada la construcción del ferrocarril Sirt-Bengazi.

Una filial de la compañía Ferrocarriles Rusos llevó a cabo trabajos de construcción del ferrocarril, con un costo inicial de 2.200 millones de euros, pero a raíz de los disturbios en Libia a inicios de 2011 los trabajos fueron suspendidos y los obreros y especialistas involucrados en el proyecto fueron evacuados del país. Sin embargo, el material de construcción, incluido los vehículos, quedó en Libia.