Las facciones libias discrepan sobre la cúpula del futuro Ejército común

0
373

Las facciones implicadas en las conversaciones de paz en Libia mantienen sus discrepancias sobre el liderazgo del futuro Ejército común, lo que complica la formación de un Gobierno de transición que debe llevar al país norteafricano a la celebración de sus primeras elecciones consensuadas.

El responsable del Consejo de Estado (Parlamento) de Trípoli, Abdulrahman Swehli, ha asegurado que las dos partes «casi» han acordado la estructura y el proceso por el que será elegido el órgano transicional, pero siguen sin tener claro el futuro de Jalifa Haftar, que ha liderado las fuerzas leales al Gobierno instalado en el este del país.

«El obstáculo ahora es básicamente el Ejército y cómo se gestionará, quién estará al mando», ha reconocido Swehli en declaraciones a la agencia Reuters. Las partes «aún están muy lejos» en este frente, clave para el futuro político y militar de Libia.

Trípoli aboga por «una solución militar unida y profesional», por unas Fuerzas Armadas «bajo control civil». «No deberíamos concentrarnos en las personalidades de quienes quieren liderar el Ejército», ha apostillado el dirigente parlamentario.

Swehli ha recriminado a los gobernantes del este que «quieran seguir con lo que tienen en este momento», lo cual, a su juicio, «no es bueno para la democracia» de Libia. En este sentido, ha descrito al Ejército Nacional Libio de Haftar como «una organización armada al margen del Estado» y ha advertido de que su líder «está intentando revivir a Gadafi».

La ONU ejerce de mediadora para intentar recuperar el acuerdo de paz suscrito a finales de 2015 y que terminó en fracaso, con el objetivo de poner fin a la situación de caos originada en 2011.