La oposición de Guinea busca un alianza con un exlíder golpista

0
447

Cellou Dalein Diallo y Mussa Dadis CamaraEl líder del principal partido de la oposición en Guinea está buscando una alianza con el exmilitar que protagonizó un golpe de Estado en 2008, en un paso para hacer frente al partido del actual presidente, Alpha Condé, en las próximas elecciones de octubre, según ha informado este martes su portavoz.

Cellou Dalein Diallo, líder de la Unión de las Fuerzas Democráticas de Guinea (UFDG), se reunió el viernes pasado con el capitán Mussa Dadis Camara en la capital de Burkina Faso, Uagadugú, donde está exiliado desde 2010.

Un portavoz del UFDG, Alpha Bubacar Bah, ha detallado que las conversaciones con Camara forman parte de los esfuerzos para unificar a los partidos de la oposición y garantizar así unas elecciones justas que terminen con el mandato de Condé.

«Hemos decidido reunirnos con el líder del Frente Patriótico por la Democracia y el Desarrollo porque necesitamos a todas las fuerzas de la oposición para efectuar un cambio de poder en 2015», ha afirmado Bah. En un comunicado conjunto publicado este lunes, Diallo y Camara manifestaron  una «convergencia de sus puntos de vista».

Camara anunció a comienzos de mayo que participaría en las elecciones presidenciales del 11 de octubre al mando del Frente Patriótico por la Democracia y el Desarrollo.

El militar dirigió el país durante casi un año hasta que fue herido en un intento de asesinato en 2009, aunque su simpatía descendió fuertemente tras la brutal represión de manifestantes en ese mismo año en la que murieron al menos 157 personas.

DEMORA DE ELECCIONES LOCALES

Diallo acusa a Condé de romper el acuerdo de paz alcanzado en 2013 bajo el auspicio de Naciones Unidas, por el cual el Gobierno se comprometió a celebrar elecciones locales antes de los comicios presidenciales previstos para el próximo mes de octubre.

Hasta ahora, Condé se ha negado a celebrar elecciones locales, apoyándose en una decisión de la Comisión Nacional Electoral (CENI). En este contexto, las manifestaciones opositoras y la represión gubernamental de la mismas han dejado cuatro muertos, lo que ha reavivado el temor a que se repita la violencia postelectoral de 2013, que se saldó con más de 50 fallecidos.

La crisis política se ha agravado por las tensiones étnicas del país. Diallo pertenece a la tribu peulh, la mayoritaria en el país africano; mientras que Condé es un malinke, la segunda tribu guineana, a la que la oposición le acusa de beneficiar en detrimento de las demás.

Diallo denunció fraude en las presidenciales de 2010 –las primeras elecciones democráticas en Guinea desde su independencia de Francia, en 1958–, tras conseguir el 44 por ciento de los votos en la primera vuelta.