La futura coalición de gobierno en Lesotho toma forma

0
537

lesotho-coalicionPor Deisy Francis Mexidor

Uno de los escenarios probables se cumplió en Lesotho: habrá gobierno de coalición tras las elecciones del 28 de febrero, pero solo hoy se definió entre quiénes sería la alianza.

Según trascendió, el ex primer ministro Pakalitha Mosisili, líder del opositor Democratic Congress (DC); y el hasta ahora viceprimer ministro, Mothetjoa Metsing, del Lesotho Congress for Democracy (LCD), firmaron un acuerdo para formar una coalición con otras cinco partes.

Durante un encuentro con los medios de prensa, Mosisili afirmó que el pueblo basotho (como se les conoce) decidió por quién quiere ser dirigido.

El pacto DC-LCD no sorprende. Ya Metsing había esbozado esta posibilidad en una entrevista difundida por la cadena sudafricana SABC previo a la realización de estos comicios. Señaló que veía en el Democratic Congress al aliado natural.

La Comisión Electoral Independiente (CEI) anunció ayer los resultados finales de la jornada electoral y concluyó que no había ganador absoluto, eso conllevaría, de plano, a la coalición.

Así lo explicó el presidente de ese ente, Mohapela Lehohla, quien argumentó a favor del ejercicio cívico por haberse celebrado en un ambiente libre y justo.

El DC se alzó con la mayoría de votos (más de 218 mil), mientras que All Basotho Convention (ABC), del jefe de Gobierno Tom Thabane, obtuvo 215 mil, acotó la CEI.

Sin embargo, ABC se llevó 40 de los 80 distritos (que se traducen en puestos para el Parlamento), mientras que el DC logró capitalizar 37; para el LCD, fueron tres, y Basotho National Party (BNP), tuvo que conformarse con uno.

Thabane se impuso en los comicios, pero no pudo llegar a la mayoría absoluta, se informó.

Las reacciones fueron diversas en las calles de Maseru, la capital por la incertidumbre de la posible coalición. Algunos analistas habían advertido que podría comprometerse la paz en caso de desacuerdos al difundirse las estadísticas concluyentes.

No obstante, medios locales reflejan que la situación se mantiene tranquila, incluso después de terminar de distribuirse las 40 butacas restantes del hemiciclo parlamentario. El mapa postelectoral se dibujó para el DC de Mosisili con 47 escaños; ABC de Thabane, 46; LCD de Metsing, 12, y el BNP de Thesele Maseribane, siete.

La nueva coalición debe al menos contar para su futuro gobierno con 61 butacas de las 120 del parlamento. Hay unas dos semanas por delante para acabar de engranar las alianzas políticas.

En la puja electoral de Lesotho participaron mil 116 candidatos y 24 partidos que trataron de agenciarse el apoyo entre los más de un millón 200 mil votantes registrados.

Fueron unas elecciones nacidas de un acuerdo político mediado por la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC).

La inestabilidad se incrementó em Lesotho a partir de junio de 2014, cuando el primer ministro Thabane suspendió el Parlamento para eludir la presentación de una moción de censura desde las filas de su coalición de gobierno. A ello siguió el 30 de agosto un intento de golpe de Estado, hecho que es frecuente en ese territorio desde que obtuvo la independencia de Reino Unido en 1966.

Decenas de observadores de este mecanismo regional y otras organizaciones como la Unión Africana y la Mancomunidad de Naciones se desplegaron en el pequeño reino montañoso para fiscalizar el acontecimiento electoral.

Con una extensión territorial de 30 mil 355 kilómetros cuadrados sin salida al mar, pues está rodeada completamente por Sudáfrica, Lesotho es uno de los países más pobres del mundo.

Y aunque no califica por su importancia estratégica, sirve como abastecedor de agua a Sudáfrica, una de las economías más grandes del continente.