La caída de otro diputado brasileño complica la vida a Temer

0
410
La caída del diputado federal del gobernante Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) Lúcio Vieira Lima complica todavía más la situación del denunciado presidente Michel Temer, opinó el diario digital Brasil 247.

Considerado uno de los principales articuladores del golpe contra la mandataria constitucional Dilma Roousseff, Lúcio – hermano del exarticulador político y aliado de Temer, Geddel Viera Lima, quien cumple prisión- fue blanco esta mañana de una operación de la Policía Federal (PF), que requisó su gabinete en el Congreso.

Las búsquedas se extendieron, además, a inmuebles propiedad del legislador peemedebista en esta capital y Salvador de Bahía.

Precisamente en un apartamento en Salvador la PF halló semanas atrás, guardados en maletas y cajas de cartón, unos 16 millones de dólares presuntamente obtenidos como sobornos por su hermano Geddel, detenido en julio último en la operación Cui Bono, que investiga un esquema de fraudes en la Caixa Económica Federal.

Geddel Vieira Lima se vio forzado a salir del gobierno Temer en noviembre del pasado año, después que el dimitente ministro de Cultura Marcelo Calero denunciara ante la PF que no solo éste, sino el propio presidente lo presionaron para que intercediera a favor de la liberación de una obra irregular en Bahía que era de interés del primero.

Al presentar su dimisión, el entonces articulador político dirigió una carta a ‘mi fraterno amigo Michel Temer’ en la que afirmaba que seguiría siendo un ‘ardoroso torcedor (hincha) de nuestro gobierno capitaneado por un Presidente serio, ético y afable en el trato con todos’.

La operación contra Lúcio Vieira Lima se produce, además, solo horas después que el señalado como operador financiero del PMDB Lúcio Funaro asegurara en una delación premiada que pagó un millón de reales al ex titular de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha para comprar votos a favor del impeachment de Rousseff.

El video con el testimonio de Funaro fue divulgado en el portal de la Cámara de Diputados, lo cual provocó airadas críticas de la defensa de Michel Temer y una rápida respuesta del presidente de esa Casa, Rodrigo Maia, quien calificó de ‘incompetente’ al abogado del gobernante.

En una nota, Maia esclareció que ‘no hay determinación de restricción de acceso a cualquier parte de la documentación’ enviada por el Supremo Tribunal Federal sobre el proceso, que involucra también a los ministros de Estado Eliseu Padilha y Wellington Moreira Franco.

Difundir esas declaraciones en vísperas de una votación decisiva no estaba previsto ni en las peores pesadillas de Temer, valoró el periodista Alex Solnik, para quien la sospecha de que la deposición de Dilma, además de un golpe parlamentario fue comprado y resultado de la corrupción, afecta aún más la legitimidad del gobernante.

La acusación por liderar una organización criminal y obstruir la justicia que pesa sobre Temer comenzará a ser analizada mañana por la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados, cuyo relator, Bonifácio de Andrada, recomendó el archivamiento del proceso.