La cadena pública marroquí denuncia que Argel le prohíbe cubrir las elecciones

0
397

televisión 2MLas autoridades argelinas han prohibido a un equipo de periodistas de la televisión pública marroquí 2M cubrir las elecciones presidenciales que se celebran, informó la cadena, que aseguró que sus reporteros fueron tratados de manera «humillante y agresiva».

La emisora explica, en un comunicado, que el pasado 7 de abril envió una demanda de autorización al embajador de Argelia en Rabat para cubrir el evento y al no obtener respuesta, los dos enviados especiales viajaron el martes a Argel.

«La cadena consideró la ausencia de respuesta por parte de las autoridades argelinas como un acuerdo de principio, ya que no se recibió ninguna notificación de rechazo de la demanda», se indica en la nota.

A su llegada a Argel, los servicios aduaneros confiscaron las cámaras de los periodistas antes de abandonar el aeropuerto, y tras más de un día de negociaciones para conseguir sus acreditaciones terminaron por dirigirse a la embajada de Marruecos, que tampoco pudo hacer nada por obtenerlas.

Hace unos días, la organización de defensa de los derechos humanosAmnistía Internacional (AI) denunció que días antes de las elecciones numerosos periodistas extranjeros y organizaciones no gubernamentales internacionales no habían obtenido los visados para la cobertura de los comicios.

En el caso de los periodistas marroquíes hay que tener en cuenta que ambos países mantienen una tensa relación bilateral a causa de sus diferentes posturas acerca del Sáhara Occidental, territorio cuya soberanía Rabat reclama, mientras que Argel es partidario de un referéndum de autodeterminación.

Pero a pesar de sus desavenencias, hasta en los peores momentos han mantenido abiertas sus misiones diplomáticas, incluso en 1994, cuando Argel decidió cerrar la frontera después de que Rabat acusara a los servicios secretos vecinos de estar detrás del atentado terrorista de Marraquech e impusiera el visado a los ciudadanos argelinos.