Kenya celebrará nuevas elecciones dentro de 60 días

0
373
Los 19,6 millones de kenianos convocados a las elecciones del 8 de agosto pasado concurrirán de nuevo a las urnas dentro de dos meses tras la anulación hoy por el Tribunal Supremo de los resultados de aquella primera consulta.

Esos electores, en representación de los 48 millones 702 mil habitantes del país, decidirán en fecha aún por precisar quién ganará los comicios entre los dos candidatos contendientes en este proceso, el actual presidente Uhuru Kenyatta (55 años) y su veterano opositor Raila Odinga (72).

El anuncio sobre la decisión del Supremo sobre desestimar la legalidad de la primera votación, que favoreció al gobernante saliente con el 60 por ciento y concedió a Odinga el 40 por ciento, resultó de la impugnación por este último de sus resultados, basado en un presunto gran fraude cibernético.

‘La declaración (de la victoria de Kenyatta) es inválida, nula y sin valor’, declaró el juez David Maranga, respaldado por cuatro de los seis jueces, y opinó que la CNE ‘fracasó, descuidó o se negó a llevar a cabo las elecciones presidenciales de una manera consistente con los dictados de la Constitución’.

El proceso de revisión del Tribunal puso en precario el trabajo de la Comisión Nacional Electoral (CNE) en la organización de las elecciones, avaladas por observadores internacionales.

La CNE, por su parte, anunció una investigación para averiguar qué miembros de su personal estuvieron implicados en las malas prácticas en las elecciones y sustituirlos, según su presidente, Wafula Chebukati, mientras fuentes opositoras sostienen que fueron adulteradas por hackers, que piratearon los servidores.

El fallo del Tribunal Supremo, el primero de ese tipo en la historia de Kenya, derrumbó la bolsa de Nairobi y despertó eufóricas celebraciones en las calles entre los partidarios de Odinga.

‘Este es un día desde luego histórico para el pueblo de Kenya. Por primera vez en la historia de la democratización africana, un tribunal dicta una sentencia que anula unas elecciones irregulares’, expresó el candidato opositor.

Kenyatta, por su lado, aceptó la decisión de volver a las urnas. ‘Estamos dispuestos a ir a nuevas elecciones. Dejemos que la gente decida’, afirmó.

Sin embargo, el mandatario se mostró en desacuerdo con la corte, bajo el argumento de que ‘la opinión de un tribunal de seis jueces no refleja necesariamente la voluntad del pueblo. Unas pocas personas no pueden cambiar la voluntad de los kenianos’.

Las elecciones del 8 de agosso y el anuncio de las estadísticas estuvieron signados por violentas protestas organizadas en esta capital y otras ciudades del interior por los seguidores de Odinga, aspirante de la coalición Súper Alianza Nacional.

Los choques causaron 28 muertos y decenas de heridos entre los opositores y fuerzas de élite de la Policía, que reprimieron las protestas con gases lacrimógenos y perdigones.