Investigan a soldados franceses que habrían violado a niños en África

0
494

soldat françaisUn grupo de 14 militares franceses, de los cuales no se ha revelado su identidad, don investigados por sospechas de haber violado a seis niños de entre 9 y 13 años de edad en laRepública Centroafricana.

De acuerdo con información revelada por fuentes de judiciales de Francia, en el mes de julio de 2014, elMinisterio francés de Defensa recibió un informe elaborado por miembros del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU presentes en la República Centroafricana, el que aseguraba que una decena de niños afirmaban que, por la fuerza o a cambio de alimentos, fueron violados por los militares.

La investigación preliminar, abierta después de que la fiscalía recibiera un informe del Ministerio francés de Defensa, alertado a su vez por un informe de la ONU, busca verificar la realidad de los hechos y, en caso de ser ciertos, deslindar responsabilidades.

El informe de la ONU, llamado «Niños abusados sexualmente por soldados de las fuerzas armadas internacionales», fue entregado a Francia por un responsable sueco de la Organización, Anders Kompass, en reacción, según él, a la inercia de la organización.

Debido a esta acción, Kompass fue suspendido de sus funciones y sometido a una investigación administrativa interna, pese a que había evidencias para acusar a los militares galos, quienes participaron en la operación Sangaris, lanzada en diciembre de 2013 para poner fin a los enfrentamientos entre milicias cristianas y musulmanas en la República Centroafricana.

Las acusaciones contra los militares franceses fueron reveladas por el diario británico The Guardian, que recibió el informe de manos de la codirectora de la ONG estadounidense Aids-Free World, Paula Donovan.

«Los niños dijeron que tenían hambre y que pensaban poder conseguir alimentos con los soldados franceses», dijo Donovan.

Según la responsable de la ONG, los soldados decían a los niños: «Si haces eso, te doy de comer».

Algunos afirman que fueron violados y otros que sufrieron abusos. Otros niños solamente dicen que fueron obligados a presenciar las violaciones.

Algunos de ellos describieron en forma precisa a sus agresores, lo que en principio debería permitir su identificación.

Por su lado, el Arzobispo de Bangui, Dieudonné Nzapalainga, habló de uno o dos soldados directamente implicados en la violación de niños.

«Por lo que escuché, se trataría de uno o dos soldados que podrían estar directamente implicados, pero es demasiado pronto para pronunciarse», señaló el prelado.

«Cada institución tiene sus ovejas negras. No hay que difamar al Ejército francés en su conjunto, que es un gran Ejército», agregó el Arzobispo.