Incertidumbre en Sudáfrica sobre futuro líder del ANC

0
319
La ausencia de una clara definición sobre quién asumirá la presidencia del Congreso Nacional Africano (ANC) se mantiene hoy, cuando apenas queda una semana para el inicio de la Asamblea Nacional que elegirá el próximo líder de esa organización gubernamental.

Los principales contendientes, el vicepresidente Cyril Ramaphosa y la veterana política Nkosozana Dlamini Zuma, se mantienen como los preferidos por las bases del ANC con un pequeño margen entre ambos y con la decisión respectiva de mantener sus posiciones hasta el comienzo de la importante cita.

Prevista en el Centro de Convenciones Nasrec de Johannesburgo del 16 al 20 de diciembre, a la magna reunión del ANC asistirán más de cinco mil delegados, de ellos cuatro mil 723 con derecho al voto para escoger la nueva jefatura de esa organización.

De acuerdo con los resultados de las asambleas de base celebradas hasta ahora, Ramaphosa consiguió el respaldo de las provincias de Cabo Oriental, Cabo Occidental, Cabo Septentrional, Gauteng y Limpopo, mientras Dlamini Zuma fue escogida por las de Estado Libre, Mpumalanga, KazuZulu Natal y Noroccidente.

La exministra de Salud, Relaciones Internacionales y del Interior y expresidenta de la Unión Africana hasta inicios de 2017 tiene a su favor el respaldo de las Ligas de Mujeres, de la Juventud y de los Veteranos del ANC, que cuentan con el 10 por ciento de los votos en la Asamblea Nacional.

Políticos y personalidades han tratado de lograr de ambos bandos un acomodo a sus posiciones para llegar con un arreglo antes de la próxima reunión del ANC, pero los reportes de prensa indican que sus gestiones no han conseguido resultados.

En ese sentido se refieren a la reunión de Winnie Mandela con Ramaphosa para que desista de nombrar como su vicepresidenta a Nadeli Pandor, ministra de Ciencias y Tecnología, y que en su lugar escoja a la ministra Lindiwe Sisulu, quien es una de las aspirantes a la presidencia. Pandor no ha conseguido respaldo a su nominación en ninguna de las provincias.

Miembros de la campaña de Ramaphosa dijeron que ‘es difícil decidir a quién escoger como vicepresidente en nuestro campo’ y que esperarán negociaciones para ese puesto antes de tomar una posición.