Gobierno nigeriano niega arresto de desaparecido líder separatista

0
470
El gobierno de Nigeria negó tener bajo custodia de sus instituciones militares al líder del grupo separatista Pueblo Indígena de la región sudoriental de Biafra (IPOB) Nnamdi Kanu, desaparecido semanas atrás, informó hoy un medio regional.
El Ejército carece de razones para declarar desaparecido a Kanu, de 50 años, pues ni se conoce su paradero, declaró a la prensa el portavoz del cuartel general de Defensa, John Enenche, citado por Africanews.

Según el funcionario, tampoco es responsabilidad de los militares declarar proscripto al IPOB, pues el trabajo de la institución castrense es diagnosticar los problemas de seguridad y advertir a la población de las consecuencias mediante los medios de comunicación.

Militantes de la organización separatista y un hermano de Kanu pidieron al ejército información sobre Kanu, mientras su abogado presentó también al respecto una solicitud legal al Ejército y al Gobierno, algunos de cuyos funcionarios aseguraron que el líder indigenista huyó de su comunidad.

Kanu desapareció a mediados de mes después de un choque entre el Ejército y los miembros del IPOB en los alrededores de su casa en Umuahia, en el sureste del estado de Abia, que causó cinco muertos y 30 heridos.

Una operación del Ejército nombrada Python Dance (Danza de Pitón), programada para esa región suroriental, implicó el asalto de los militares mediante un vehículo blindado contra la vivienda del dirigente separatista.

Fuerzas leales al representante indígena enfrentaron allí a los soldados, mientras organizaciones de aldeanos elevaron protestas al Estado Mayor del Ejército para que ponga fin a las operaciones en la zona y retire las tropas.

La Fuerza Aérea nigeriana, por su parte, informó que se unirá a la mencionada operación terrestre para enfrentar los desafíos de seguridad de aquella región.

El despliegue tiene como objetivo proveer la cobertura aérea necesaria a las tropas terrestres para mejorar la cohesión operacional y la eficiencia general, según expertos de esa fuerza.

Los pueblos ibo del sureste intentaron entre 1967 y 1970 conseguir sin éxito su secesión del resto de Nigeria con la declaración de la república de Biafra, lo cual provocó una guerra civil que dejó graves secuelas.

Unos tres millones de personas murieron durante el conflicto, muchas de ellas por hambre y enfermedades, mientras otros indígenas huyeron al fronterizo Camerún.

Ante el resurgir de algunos discursos separatistas, el Gobierno reiteró la necesidad de mantener la unidad de la nación.

El nombre de Biafra procede de aquel intento independentista del territorio en 1967 para instituirse como república, estatus que solo mantuvo hasta enero de 1970, tras la capitulación oficial de sus fuerzas separatistas.