Gobierno mozambiqueño y opositor Renamo acuerdan fin a la violencia

0
450

mozambique_josepachecvoEl gobierno de Mozambique y la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), principal partido de oposición, alcanzaron un arreglo para poner fin a los enfrentamientos, en el ámbito de las negociaciones en curso, se confirmó hoy aquí.

Al citar al jefe de la delegación gubernamental en las conversaciones, José Pacheco, la Agencia Mozambiqueña de Noticias (AIM) revela que las dos partes llegaron a un entendimiento acerca del cese el fuego, en la integración de hombres de Renamo en las Fuerzas de Defensa y Seguridad, su reinserción económica y social, y el desarme.

De acuerdo con Pacheco, los detalles sobre el entendimiento deberán ser anunciados antes de la próxima ronda de negociaciones. Medios periodísticos aseguran que podrían conocerse este miércoles.

Precisó que aún falta un acomodo para complementar las garantías de implementación de aquellos aspectos y sobre las responsabilidades de las partes en la ejecución de las acciones inherentes al alto de las confrontaciones y a la consolidación de la paz.

El objetivo es garantizar que nadie sea sancionado porque estuvo en uno u otro lado, e incluso evitar la violación después del cese de los ataques, puntualizó el ministro de Agricultura.

Tales garantías, prosiguió, servirán de base de trabajo de los observadores internacionales, quienes serán solicitados después de lograrse el consenso final.

Destacó que, al final de este proceso, ninguna de las partes tendrá que mantener hombres armados o artefactos bélicos, lo cual significa que la «Renamo será desarmada».

Por su parte, el jefe de la delegación de la Resistencia al diálogo, Saimone Macuiane, reconoció que las conversaciones se desarrollan de forma satisfactoria y espera la conclusión del proceso lo más rápido posible.

«Hay avances. Estos nos animan. Faltan solo pequeños aspectos, como el documento que tiene que ver con el paquete de seguridad», dijo satisfecho.

Según Macuine, el consenso alcanzado coincide exactamente con la preocupación de Renamo, que busca encontrar una paz duradera y la estabilidad en Mozambique.

Para analistas, solo las conversaciones pueden resolver un conflicto histórico que a veces empantanaba el entendimiento entre el gubernamental Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo) y la Renamo.

El fin del contencioso, heredado de la guerra entre 1977, dos años después de independizarse el país de Portugal, y 1992, cuando fue firmado el Pacto de Paz de Roma entre gobierno y rebeldes, parece acercarse.