Gobierno de Zimbabwe rechaza acciones de alianza opositora en EE.UU

0
476
El gobierno de Zimbabwe expresó asombro por el comportamiento de la alianza opositora MDC, cuyos representantes pidieron al Comité de Relaciones Internacionales del Senado de Estados Unidos mantener las sanciones contra ese país, informó la prensa en Harare.

El tema fue abordado la víspera por el ministro de Relaciones Internacionales y Comercio Internacional, doctor Sibusiso Moyo, quien recomendó al MDC renunciar a lo que califico de ‘egoístas ambiciones políticas’ y trabajar en beneficio de su pueblo. La población, subrayó el Ministro, tiene grandes esperanzas en los objetivos trazados por el presidente Emmerson Mnangagwa de revivir la economía y mejorar la vida de todos los zimbabwanos.

Es sorprendente que esa alianza -integrada por ocho agrupaciones políticas, la mayoría escindidas del original Movimiento por el Cambio Democrático- pretenda que el presidente Mnangagwa y su administración resuelvan en dos semanas lo mal hecho durante 37 años. La participación de representantes del MDC ante ese Comité del Senado el martes pasado para pedir el mantenimiento de sanciones económicas contra Zimbabwe recibió el rechazo generalizado en esa nación de África Austral, de acuerdo con los reportes recibidos en Pretoria.

A juicio del ministro Moyo, el objetivo de esos emisarios de la alianza opositora en Washington fue el de mancillar a Zimbabwe y conseguir la vigencia del régimen de sanciones que arruinan al país.

Recordó que el presidente Mnangagwa anunció en su discurso inaugural como jefe de Estado cambios para mejorar, en medio de manifestaciones populares pacíficas donde ciudadanos de toda la diversidad expresaron su alegría sin tener en cuenta sus afiliaciones políticas.

Las ambiciones políticas nunca deben obtenerse a expensas del bienestar de nuestra ciudadanía y es espantoso ver a un grupo de nuestros compatriotas aparecer ante el Senado de Estados Unidos para manchar más la imagen de su país, agregó.

Todavía es peor que el grupo estuviera ‘montando su macabra payasada’ después que me había entrevistado con el embajador de Estados Unidos en Harare, Harry K. Thomas, para explicarle amigablemente como era posible que las dos naciones retomaran su cooperación y apoyaran medidas en beneficio de ambos pueblos, dijo el titular.

Preguntó cómo es posible que alguien que aspira a convertirse en futuro líder Zimbabwe pueda pedir el mantenimiento de políticas estadounidenses que han causado tanto sufrimiento a su pueblo.

Moyo expresó que las divergencias entre fueras políticas en Zimbabwe deben solucionarse internamente y que todos los ciudadanos tienen que trabajar unidos para revivir la economía ‘hasta conseguir que nuestro fértil suelo y comercio sean más competitivos, y mejoren los servicios de salud, educación y bienestar social en general’.