Faure Gnassingbé acusa a la oposición de Togo de la violencia actual en el país

0
499

El presidente de Togo, Faure Gnassingbé, ha acusado a todos los partidos de oposición de la violencia que ha dejado al menos 17 muertos en todo el país desde el pasado mes de agosto mientras la población ha vuelto a salir en masa por tercer día consecutivo a las calles para pedir su dimisión y otras 200 personas han abandonado el país por miedo.

«Nuestro país, Togo, se ve afectado por manifestaciones que, lejos de ser pacíficas como lo permite la ley, a menudo han sido muy violentas», ha declarado el mandatario este pasado viernes durante una visita a un cuartel militar. «Aquellos que organizan estos eventos llevan sobre sus hombros la gran responsabilidad de las víctimas que los participantes hicieron y el daño que causaron», ha añadido en declaraciones recogidas por RFI.

Mientras tanto, más de 200 personas han cruzado la frontera con Ghana desde dos de los epicentros de la violencia, Sokodé y Mango, que se suman a las más de 600 que han escapado desde verano, según cifras del medio togolés TogoActu.

Diputados opositores acusan al Ejército de dar palizas por las calles de Sokodé, donde según los críticos del presidente los militares han agredido incluso a niños «de tres meses», según el diputado opositor Ouro-Akpo Tchagnao, miembro de la Alianza Nacional para el Cambio (ANC), que ha acusado a Gnassingbé de «transformar la ciudad de Sokodé en un campo de maíz».