Éxito de foro etíope es clave para futuro del planeta, ONU

0
420

bankimoon_foroaddis_abebaEl secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó hoy aquí de crucial el éxito de la Tercera Conferencia Internacional sobre Financiación al Desarrollo, foro destinado a garantizar los recursos para la agenda post-2015 de progreso humano sostenible.

Esta reunión tiene el potencial de perfilar la cooperación mundial en los años por venir, señaló durante un encuentro con periodistas que cubren el evento de cuatro días, el cual concluye mañana, con la expectativa de que se adopte el Plan de Addis Abeba.

De acuerdo con el Secretario General, la humanidad necesita una nueva plataforma global para financiar el desarrollo inclusivo, camino trazado por eventos previos que arrojaron el Consenso de Monterrey (2002) y la Declaración de Doha (2008).

Necesitamos ese mecanismo para disponer de los recursos que demandará la implementación de la agenda de desarrollo sostenible 2015-2030, insistió a propósito de los objetivos que en septiembre próximo adoptarán los jefes de Estado o de Gobierno en Nueva York, en aras de la continuidad de las metas del milenio contra la pobreza y las desigualdades (2000-2015).

Asimismo, consideró que la aprobación del texto final del foro generaría un momento favorable de cara al establecimiento del marco post-2015 y de un convenio climático universal en la cumbre de París, en diciembre.

En su última actividad en esta capital antes de viajar de regreso a Nueva York, Ban explicó a la prensa que los gobiernos están en la fase conclusiva del documento de Addis Abeba, «con un acuerdo a la vista».

Al respecto, agradeció el compromiso y los esfuerzos de los países miembros de la ONU, representados por más de un centenar de presidentes, primeros ministros, cancilleres y ministros vinculados con el sector financiero.

Las tres primeras jornadas de la conferencia transcurrieron, como se esperaba, con reclamos de las naciones del Sur al Norte industrializado de voluntad política para hacer posible la meta de no dejar a nadie atrás en el desarrollo sostenible.

El Grupo de los 77 más China, que reúne a 134 de los 193 miembros de la ONU, otros bloques de integración y gobiernos a título nacional demandaron al llamado primer mundo el cumplimiento de la prometida Asistencia Oficial al Desarrollo, consistente en un 0,7 por ciento de su Producto Interno Bruto.

También llamaron a no ver en la cooperación Sur-Sur una sustituta de la Norte-Sur, sino un complemento, y a trabajar en la financiación del progreso sostenible bajo el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Particular reclamo tiene relación con la necesidad de atender los requerimientos especiales de los países más vulnerables ante fenómenos como las crisis económicas y el cambio climático, entre ellos los pequeños estados insulares y los que carecen de litoral.

Meses de negociaciones previas a la Tercera Conferencia Internacional sobre Financiación al Desarrollo no pudieron arrojar un borrador del documento final, escenario atribuido a las marcadas diferencias en las posturas del Norte y del Sur.