Etiopía envía ayuda a víctimas de brutales atentados en Somalia

0
314
En una ocasión enfrentados por pugnas territoriales, Etiopía y Somalia estrecharon lazos  con el envío de ayuda humanitaria del primero destinada a las víctimas del brutal atentado de una semana atrás.

El viernes pasado dos camiones cargados de explosivos estallaron frente a un céntrico hotel y en un distrito cercano y causaron la muerte de más de 300 personas y heridas a una cifra superior, acorde con los datos oficiales.

Alrededor de ocho toneladas de insumos y equipos médicos fueron entregados al Ministerio de Salud de Somalia, anunció a medios locales el embajador etíope en esta capital, Jamaludin Mustafa.

La donación sigue a otras remitidas por Djibouti, cuyas autoridades fueron las primeras en prestar auxilio, y Kenya, ambos localizados en el Cuerno de Africa.

De su lado, Turquía despachó un avión militar para recoger a heridos por ambas explosiones y tratarlos en sus hospitales.

Los atentados, tenidos por los más letales jamas ocurridos en África, revitalizaron las exhortaciones de países del este africano a enfrentar con decisión a los movimientos islamistas y derrotarlos en el menor plazo posible y provocaron condenas de la ONU, la Unión Europea y la mayoría de los países del planeta.

Las primeras pesquisas apuntan a que el autor de ambos atentados fue un desertor del Ejército, miembro del grupo armado islamista Al Shabab (Los jóvenes. En árabe), movido por el deseo de vengar la muerte de algunos de sus familiares en una operación conjunta del Ejército somalí y militares estadounidenses en agosto pasado.

Aunque las fuerzas militares estadounidenses fueron retiradas de Somalia en 1994, tras la derrota a manos de la milicia del jefe islamista Mohammed Farah Aidid de una fuerza de elite a la que se encomendó su captura, Washington en fecha reciente acantonó dos fuerzas de tarea con la anunciada misión de entrenar al Ejército somalí.

La operación de agosto pasado contra la aldea somalí resultó en un fiasco basado en información falsa y los cadáveres de las 10 víctimas permanecieron insepultos varios días en demanda de una explicación solicitada por los notables del lugar.