Enfrentamientos entre policías y musulmanes en un barrio de Mombasa

0
344

 MombasaLas fuerzas de seguridad kenianas se han enfrentado este domingo a grupos de musulmanes durante el asalto de los agentes a la mezquita Masjid Musa de Mombasa para investigar a un supuesto colectivo de islamistas radicales que estarían difundiendo su ideología entre los jóvenes y entrenándoles para perpetrar atentados. Más de un centenar de personas han sido detenidas y dos policías están heridos.

    El asalto ha provocado violentas protestas de los vecinos de la zona y se han producido tiroteos tanto dentro de la mezquita como en sus inmediaciones. La Policía ha empleado gases lacrimógenos y fuego real para realizar disparos de intimidación por encima del tumulto. Los manifestantes respondieron lanzando piedras.

Más de cuatro horas después del asalto inicial de la Policía podían escucharse aún disparos. «Han atacado nuestra mezquita, pero no van a asesinar nuestro espíritu. La yihad es el camino», ha gritado un joven desde detrás de uno de los muros del recinto de la mezquita. Los musulmanes acusan a los policías de constituir un «escuadrón de la muerte».

El jefe de la Policía de Mombasa, Robert Kitur, ha indicado que el asalto se realizó tras recibir un soplo. Cuando los agentes entraron en el templo había clérigos lanzando sermones radicales, pero inmediatamente fueron tiroteados.

Los líderes del grupo se escudaron tras los niños, una táctica que, según Kitur, no habían empleado hasta ahora. «Estaban radicalizando y adiestrando a los jóvenes», ha asegurado en declaraciones a la prensa desde las inmediaciones de la mezquita, donde seguía en marcha la operación.

Los policías se han incautado de pancartas negras con frases yihadistas escritas, ordenadores portátiles y DVD. Ante el edificio quedaron desparramados zapatos, casquillos de bala y botes de gas lacrimógeno.